Gimnasios sin cuotas, la propuesta de la británica Trib3

El grupo abrirá en mayo sus primeros centros en Madrid y Barcelona

Prevé superar los 50 centros en los próximos cuatro años

Gimnasio Trib3 en Londres.
Gimnasio Trib3 en Londres.

Gimnasios sin matrículas y sin cuotas fijas. Con esta premisa la británica Trib3 pretende hacerse un hueco en el sector del fitness en España. La compañía tiene previsto aterrizar en mayo con sus primeros locales en Barcelona y Madrid.

La compañía busca captar al público milenial. “Quieren flexibilidad, facilidad y tecnología”, asegura Rod Hill, responsable internacional de la firma británica. El directivo señala que el modelo está basado en un sistema de “pago por uso”. Es decir, los clientes únicamente pasan por caja los días que acuden al gimnasio. Para ello, crean unos bonos de entre una y veinte sesiones que caducan en doce meses.

España será el primer país donde aterrice Trib3 —leído Tribe— fuera del Reino Unido. La filial española es una joint venture entre Kevin Yates, fundador de la firma, y diversos socios, entre ellos el propio Hill, quien fuese el responsable del lanzamiento en España de otras firmas como Fitness First o Anytime Fitness, con centros abiertos 24 horas.

El directivo explica que la filial en España será responsable, junto con la matriz, de la expansión a otros mercados. El objetivo es tener locales también en China, este mismo año, en Finlandia y París, mientras que ultiman acuerdos en Alemania y en el centro de Europa.

En España, Hill explica que el objetivo pasa por tener seis centros propios y medio centenar de franquicias dentro de cuatro años. Además de Madrid y Barcelona, la compañía pone el foco en otras grandes ciudades como Valencia, Sevilla, Bilbao o Palma de Mallorca.

Para este programa de crecimiento, la empresa captó en el arranque del año un millón de euros de distintos inversores que servirá para financiar los primeros centros propios de la marca. Buscarán ubicaciones que sumen en su entorno un importante número de oficinas y de espacio residencial. “La conveniencia es fundamental”, apunta.

La compañía llega a España con un sector al alza. Según los datos de la consultora DBK, los gimnasios aumentaron su facturación un 6% hasta los 950 millones de euros y con la previsión de alcanzar los 1.000 millones en 2019, cifra que no se alcanzaba desde el año 2008.

“El mercado comienza a madurar y la gente tiene cada vez más conciencia de un estilo de vida saludable”, asegura Hill, quien considera que era un buen momento para traer el modelo de los gimnasios “boutique”. “Existe una recuperación económica y la gente comienza a estar cansada del Low Cost”, defiende. El precio de las 10 sesiones será de 180 euros.

Se trata de locales de entre 400 y 500 metros cuadrados. Las máquinas se limitan prácticamente a las cintas para correr, a las que se suman otros aparatos y herramientas como pesas o escalones. Hill explica que lo que hace Trib3 son clases de 45 minutos de duración para entre 40 y 45 personas que realizan un circuito por distintos ejercicios. La inversión para los franquiciados estará entre los 350.000 y los 450.000 euros.

El directivo considera que el sector de gimnasios en otros países está caminando hacia este tipo de locales de “pago por uso”. Hill entiende que únicamente un 15% de los usuarios sacan verdadero partido de los pagos mensuales, puesto que acuden varias veces por semana.

En este sentido, entiende que el modelo del pago mediante la domiciliación bancaria ha ayudado a crecer al sector en los últimos 30 años, pero advierte que “este modelo no es viable a largo plazo”. En concreto, asegura que los nuevos consumidores van hacia servicios con mayor flexibilidad y que consideran inadmisible pagar por un servicio que no se utiliza.

Normas