La cooperativa de ‘freelances’ Factoo lleva su disolución ante Bruselas

Los responsables esperan que el Gobierno tenga que rectificar

La Inspección está regularizando a los socios como autónomos

factoo

El conflicto entre el Ministerio de Empleo y la cooperativa Factoo.es dedicada a facturar trabajos de profesionales independientes o freelances sin que estos se tengan que dar de alta directamente como trabajadores autónomos en la Seguridad Social, no solo no ha terminado sino que tiene ya un nuevo capítulo.

En agosto pasado, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social decidió "descalificar" a la cooperativa Factoo tras conocer una investigación de la Inspección de Trabajo en Valencia que consideró probadas "numerosas consultas infractoras" de dicha entidad.

Según la Ley de Cooperativas, dicha descalificación implicaba la disolución de Factoo.es. Sin embargo, los responsables de esta cooperativa recurrieron administrativamente dicha decisión, por lo que han podido seguir operando con normalidad hasta la fecha.

Ahora, estos responsables de Factoo.es han dado un paso más y han llevado el caso a la Comisión Europea. El pasado viernes, el despacho especializado en derecho europeo Navas & Cusí presentó una queja ante la Comisión Europea contra la disolución de la cooperativa de trabajadores Factoo.es, decretada por la Inspección de Trabajo española.

El socio-director de Navas & Cusí, Juan Ignacio Navas, explica que esta queja se ha podido presentar en Bruselas porque "la disolución está recurrida ante lo contencioso-administrativo, por lo tanto no es firme y la cooperativa sigue trabajando con normalidad".

Es más, este representante legal de Factoo.es considera que la decisión del Ministerio de Empleo "todavía no ha sido motivada". Si bien, en las próximas fechas se conocerá dicha motivación de Empleo y de la Inspección para haber retirado el permiso de actividad a Factoo, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ya ordenó el pasado jueves a los responsables de Empleo que en nueve días presentaran el expediente por el que ordenaron la disolución de esta cooperativa.

"Entonces podremos conocer por fin sus argumentos y tendremos la oportunidad de defendernos", afirmó José María Escrivá, fundador y presidente de Factoo.es.

De momento, los abogados de Navas & Cusí han presentado una queja ante las Direcciones Generales de Mercado Interior y de Empleo de la Comisión Europea, por considerar que con la disolución de Factoo el Gobierno español está inaplicando el derecho comunitario.

A través de esta queja, este despacho pedirá amparo a la Comisión Europea para que estudie el caso, reconvenga al Gobierno español y, en caso de ser desoída, eleve el caso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea de Luxemburgo.

En concreto, Navas considera que dicha disolución resulta contradictoria con la directiva comunitaria 86/613 de 11 de diciembre del trabajador autónomo. "También contradice las recomendaciones del Consejo Económico y Social Europeo y de la misma Comisión promoviendo el trabajo autónomo", indica Navas.

Entre los argumentos para justificar estas contradicciones está la existencia en Bélgica de una cooperativa de trabajadores autónomos similar llamada Smart, con 50.000 miembros y presente en ocho países europeos, entre ellos España.

Otro de los puntos de la denuncia de estos abogados consiste en la violación del principio de libertad de empresa por parte del Gobierno español. "Se están vulnerando los derechos fundamentales contemplados en la Carta y en los tratados", asegura Navas.

De hecho, el fundador de Factoo considera que la actuación de la Inspección de la Seguridad Social "es de un absoluto acoso; hay una intención deliberada, y hasta visceral, de pretender cerrar una empresa".

En opinión del socio-director de Navas & Cusí, "la libertad de empresa es un derecho fundamental, base de una economía libre de mercado; que un Gobierno pretenda destruir una empresa porque la sienten como una amenaza para la recaudación (de la Seguridad Social) es muy grave".

Entretanto, desde la Inspección se ha iniciado un proceso de "regularización" de los miles de profesionales que han estado dados de alta algún momento como socios de estas cooperativas; y que según los inspectores deberían estar dados de alta como trabajadores por cuenta propia en el Régimen Especial de Autónomos (RETA) de la Seguridad Social. En este proceso se reclama a estos profesionales clientes de Factoo.es las cuotas atrasadas para ponerse al día como autónomos con la Seguridad Social.

Los afectados

  • Actividad actual. Factoo.es sigue prestando sus servicios con normalidad y haciendo nuevos socios cooperativistas. Pero, en paralelo, en los últimos meses numerosos profesionales que han sido socios de Factoo en algún momento han recibido la llamada de la Inspección de Trabajo para regularizar su situación –que no para ser sancionados, según precisan fuentes de la Administración–. Las reclamaciones de estas cantidades llegan a través de expedientes de liquidación de cuotas, que se pueden abonar, aplazar o recurrir. Y sus cuantías son variadas llegando a sumar varios miles de euros en algunos casos.
  • La asociación. Ante esta situación, a finales del pasado año se creó la Asociación de Afectados por las Cooperativas de Facturación (ACF). En dicha organización tiene un mayor peso reconocido la asociación de autónomos Uatae. En la web de ACF comparten casos de afectados en cooperativas como Factoo; Cooperativa online; Freelance SCM; o Inpulse.

Normas