Telefónica y Orange acuden a la subasta de la Champions, Vodafone la descarta

El proceso establecido por Mediapro podría prolongarse más

La oferta de Telefónica estaría por encima

champions
Entrenamiento de la Roma, previo a su partido de Champions.

Telefónica ha presentado una oferta por los derechos televisivos de las tres próximas temporadas de la Champions, puesta en marcha por Mediapro, tenedora de los citados derechos. Según fuentes del sector, la oferta es buena y estaría en línea con lo que la operadora estaba dispuesta a pagar y con lo que la productora dirigida por Jaume Roures quería percibir.

Estas fuentes señalan que Orange también ha presentado su propuesta en la citada licitación. En principio, la oferta de Telefónica estaría por encima. No obstante, el proceso de negociación todavía podría prolongarse más tiempo.

Otras fuentes del sector indican que Vodafone ha descartado finalmente presentarse a la subasta, al considerar que las condiciones no cumplían los requisitos que se había autoimpuesto. Vodafone ha sido muy crítica con el planteamiento de la licitación de estos derechos. Su consejero delegado, Antonio Coimbra, dijo a final de febrero en Barcelona que si no había cambios, su compañía estaba dispuesta a abandonar este mercado. El ejecutivo afirmó que se había llegado a una situación en que a la operadora podría llegar a salirle más rentable perder todos los clientes que tiene gracias al fútbol televisado.

Ninguna de las operadoras ha querido hacer comentarios sobre el proceso.

En este sentido fuentes de Mediapro han confirmado a Europa Press que todos los grandes operadores de telecomunicaciones en España "menos uno" han presentado una oferta por los derechos de la Champions durante las temporadas 2018/2019, 2019/2020 y 2020/2021.

En términos generales, el plazo para la presentación expiraba el pasado 6 de abril. La subasta se había puesto en marcha a principios de marzo, cuando Mediapro envió los pliegos del concurso a las telecos y otros posibles clientes.

La intención de Mediapro pasaba por alcanzar los 1.100 millones de euros invertidos el pasado año en la compra de los derechos de la Champions, cuando se impuso a la propia Telefónica.

A partir de la próxima temporada cambian los términos de la emisión de los partidos puesto que, por vez primera, no se van a retransmitir partidos en abierto. Esta situación contribuiría a mejorar el valor de la oferta de televisión de pago, dado que en el encuentro en abierto, en los últimos años de la mano de Atresmedia, se emitían los disputados por equipos como Real Madrid o Barcelona, que atraen a la audiencia en mayor medida. 

Normas