Economía dice que su campo de pruebas ‘fintech’ hará a España líder en innovación financiera

Abanca cree que recuperar la rentabilidad pasa por cambiar el modelo más allá de esperar un alza de tipos

El Banco de España ve necesario modificar la supervisión para vigilar la transformación digital

El nuevo marco desregulado que el Ministerio de Economía está ultimando para las firmas financieras de corte tecnológico, las fintech, “colocará a España a la cabeza del estímulo de la innovación financiera”.

Así lo ha defendido este martes Irene Garrido, secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, en las jornadas “Los retos de la banca europea: rentabilidad y modelos de negocio”, organizada por Cinco Días y patrocinadas por Abanca.

El presidente de esta entidad, Juan Carlos Escotet, ha señalado en este sentido que más allá de aguardar la subida de los tipos de interés, la recuperación de la rentabilidad por parte de la banca pasa por una transformación del modelo de negocio, con especial foco en la revolución digital.

Por su parte, el subgobernador del Banco de España, Javier Alonso, ha reivindicado la necesidad de transformar también los supervisores para adaptar la vigilancia a los nuevos modelos de negocio y actores digitales, lo que ha propiciado en su caso la creación de un nuevo departamento especializado en el organismo que preside Luis María Linde.

Las reglas del ‘sandbox’

Garrido ha recordado que la creación de este campo de pruebas, o sandbox, por su terminología anglosajona, fue una de las prioridades avanzadas por el nuevo ministro de Economía, Román Escolano, para el mandato que acaba de arrancar.

“Junto con la baja rentabilidad, afecta especialmente al sector bancario la disrupción tecnológica. La revolución digital está transformando el sector”, ha argumentado Garrido, explicando que “el desarrollo del big data, las plataformas de pago, o el blockchain, han impulsado nuevos modelos de negocio de las empresas fintech y el auge de los criptoactivos”.

“Todo esto se prevé que tenga un gran impacto en la configuración tradicional del negocio”, ha advertido la secretaria de Estado, avanzando la importancia que tendrá la introducción del sandbox para conocer este nuevo marco de negocio.

El modelo, ha explicado, será “un espacio controlado en que las fintech puedan ensayar la prestación den nuevos servicios a clientes reales pero con alcance, duración y características bien definidos”.

“Durante este tiempo las empresas no incurren en todas las cargas regulatorias, pero los participantes sí tienen todas las garantías. Todo el proceso se realiza con máximas cautelas con la supervisión de CNMV y demás reguladores que, además pueden familiarizarse con los nuevos modelos de negocio”, ha explicado sobre las garantías que se ofrecerán a los clientes y las lecciones que dejará la experiencia a la hora de desarrollar luego una legislación específica.

“Este tipo de iniciativas existen solo en países punteros y son claves para favorecer las transformación digital del sector y estimular la innovación financiera”, ha concluido Garrido.

Apostar por los seguros

“En los próximos años será creciente fintech en la prestación de servicios bancarios. Estos sectores se benefician de regulación propicia que genera asimetría con los bancos”, ha alertado, por su parte, el presidente de Abanca.

A su modo de ver, “la progresiva digitalización de la sociedad” y el foco de estos nuevos competidores en la experiencia de cliente generan una disrupción de la que las entidades tradicionales deben tomar nota para no perder el tren de los nuevos modelos de negocio.

Un reto clave para reanimar los márgenes de la banca sin depender únicamente de la normalización de la política monetaria y las subidas de tipos de interés que se esperan en Europa a partir del próximo año.

Después de todo, ha recordado Escotet, en el complejo panorama actual y pese a la reducción sin precedentes del número de competidores en la banca española, la pugna de precios en créditos e hipotecas está siendo ya feroz.

“Ante este escenario el reto de la banca española no es tanto realizar un esfuerzo de concentración como ajustar los modelos de negocio. Resulta evidente que la normalización de la política monetaria ayudará a mejorar la rentabilidad del sector pero más allá de ello tendremos oportunidades”, ha defendido Escotet.

Bajo su punto de vista, un salto sustancial puede venir de abrazar el negocio de seguros. Solo el 13% de los seguros no vida se comercializan a través de las oficinas bancarias mientras que en países como Francia el porcentaje sube al 40% lo que da un importante recorrido a las entidades españolas para lograr nuevos beneficios por esta vía.

Afinar la supervisión

“El desarrollo tecnológico ha favorecido la aparición de nuevos proveedores de servicios que en algunos casos compiten con la banca tradicional en nichos concretos de mercado”, en un marco en que “los patrones de conducta de los usuarios de banca están cambiando de manera profunda”, ha incidido en su turno el subgobernador del Banco de España.

“La banca tradicional reacciona a este cambio de distintas maneras”, ha explicado, relatando que algunas entidades optan por cooperar o aliarse con las fintech, otras desarrollan sus propias tecnologías para hacerse valer en el nuevo mercado y otras “presionan a las autoridades para abrir nuevos modelos de campo de pruebas con requisitos atemperados, los sandboxes”, ha ilustrado, aclarando que también la banca tradicional reclama este modelo.

“Por ello, los reguladores deben transformarse”, ha destacado Alonso, recordando que el Banco de España ha creado una nueva dirección adjunta para reforzar el análisis del nuevo modelo de negocio y prepararse para vigilar, supervisar o autorizar a los nuevos actores.

Alonso ha expuesto que abrazar y controlar esta disrupción es un empeño compartido en toda la UE, consciente de que los cambios estructurales del sector financiero son algo generalizado y global.

Por otra parte, el subgobernador ha querido avanzar la importancia de los últimos cambios regulatorios en el ámbito comunitario en relación con los bonos garantizados y las titulizaciones, con mayores exigencias pero también con más garantías.

La importancia de los Presupuestos

A su vez, la secretaria de Estado de Economía ha aprovechado el foro para reclamar la importancia de aprobar los Presupuestos Generales impulsados por el Gobierno para este ejercicio.

Desde su punto de vista, impulsar estas cuentas será clave para poder seguir ahondando en la senda del crecimiento de la economía española, a la vez que se sigue reduciendo la deuda pública, que se quiere rebajar al 97% del PIB este año, y ajustando el déficit.

Normas