Sólo uno de cada diez freelance dice serlo por obligación

Un informe de la compañía MALT muestra que sólo un 11% de los freelance analizados se dio de alta en el RETA por obligación.

ser freelance

Uno de cada diez autónomos lo es por obligación. Así se desprende del informe ‘Situación de los freelance en España’, elaborado por MALT. Mientras que el 11% de los freelance se dio de alta en el RETA porque no tenían otro remedio, el 15% lo ha hecho a raíz de oportunidades surgidas con clientes y el 7%, para obtener mayores ingresos.

Conciliación familiar y laboral

El informe desgrana, además, las ventajas de ser trabajador autónomo. Entre ellas destaca la forma de vida del freelance. Y es que, cuando uno es empleado por cuenta propia puede conciliar mejor la vida laboral y personal. Ésta es la opción más valorada por la mayoría de los freelance.

En las últimas décadas, se han llevado a cabo numerosos estudios que determinan que una mayor flexibilidad en el horario y lugar de trabajo está estrechamente relacionado con una mayor productividad y estabilidad emocional.

Entre el resto de beneficios de ser freelance, el informe refleja que el 50% de los autónomos señalan como ventaja el poder escoger a sus clientes, frente a un 42% que destaca la optimización del tiempo; un 37% se siente más cómodo al trabajar en diferentes proyectos y un 33% apunta ccomo vetaja el poder elegir el entorno de trabajo.

Inestabilidad en los ingresos

La vida de un freelance no está exenta de obstáculos, según se pone de manifiesto en el informe. Las principales preocupaciones de estos trabajadores pasan por la inestabilidad en los ingresos frente a un sueldo mensual fijo.

Aparte, los autónomos apuntan que la creación de una marca propia y la búsqueda de clientes, así como la falta de coberturas y prestaciones y la formación para enfrentarse a las gestiones administrativas son otros de los hándicaps que tienen a la hora de desarrollar su actividad.

35 años de media

La edad media de los autónomos españoles es de 35 años, siendo mayoría hombres (59%) frente a un 41% de mujeres. La mayoría de ellos (un 32%) son diseñadores y fotógrafos, seguidos con un 16% por los redactores de contenidos y community managers y por los desarrolladores web (15%).

Normas