Telefónica: con la mirada en el peso y en Telecom Argentina

El rival del grupo español se ha revalorizado un 77% en los últimos dos años

telefonica Ampliar foto

El movimiento de Telefónica para llevar a cabo una posible colocación en Bolsa de su filial argentina ha centrado las miradas de los inversores tanto en la evolución de la moneda local como en la evolución en los mercados financieros de otras empresas del sector de las telecomunicaciones en el país austral.

En este momento, en el mercado se está valorando el momento que Telefónica ha elegido para poner en marcha la salida a Bolsa de la filial, una operación que ya sondeó el pasado año. Fuentes del mercado creen que el timing de la operadora española sería correcto puesto que las previsiones que se manejan son de una progresiva depreciación del peso frente al dólar.

Estos expertos recuerdan que con la llegada al poder, Mauricio Macri eliminó las restricciones cambiarias y puso fin al cepo del cambio fijo de un dólar por nueve pesos, pasando primero a 15 pesos por unidad de la divisa estadounidense y después a 20 pesos. “Con una inflación cercana al 25%, la tendencia de la divisa es a devaluarse y no sería extraño que el tipo de cambio se fuese a 30 pesos por dólar”, dicen estas fuentes.

Cuanto antes se haga la salida a Bolsa de la filial argentina, mayores serán los recursos que pueda captar Telefónica”, señalan estas fuentes, que insisten en que la capacidad de percibir dividendos de la filial en el país austral será menor en la medida en que el peso argentino se pueda depreciar frente al dólar.

Además, Telefónica está pendiente de sus competidores. Y el ejemplo más claro es Telecom, reforzada con su reciente fusión con Cablevisión, la operadora de cable de Clarín.

Los ADR de la compañía se dejan cerca de un 14% en Wall Street desde principios de año, tras la corrección de las últimas semanas. Ahora bien, las acciones de Telecom acumulan una revalorización superior al 77% en los últimos dos años, y cotizan cerca de los 31 dólares (a principios de año, los ADR llegaron a estar por encima de los 39 dólares).

Desde 2016, la teleco se ha visto favorecida por la mejora en la confianza de los inversores en los mercados argentinos tras la llegada a la presidencia del país austral del citado Mauricio Macri.

De momento, la operadora cuenta con el respaldo del mercado, en el que se destaca la fuerte posición de la nueva Telecom al incorporar Cablevisión. Así, el conjunto de los analistas que siguen Telecom mantienen un precio objetivo medio de 36,55 dólares, según los datos de Reuters, lo que supone un potencial de revalorización del 18%.

En términos operativos, Telecom anunció en febrero pasado unos planes ambiciosos, destinados a invertir un total de 5.000 millones de dólares (unos 4.070 millones de euros) entre 2018 y 2020 en la mejora y ampliación de sus redes de nueva generación, tanto de banda ancha fija con la fibra óptica como de telefonía móvil 4G.

Además, la operadora mantiene sus políticas de retribución al accionista. A mediados de marzo, su consejo de administración ratificó el pago de un dividendo total de 5.640 millones de pesos (unos 230 millones de euros).

Normas