El grupo chino HNA da muchos rodeos para racionalizar su negocio

Es curioso que renuncie a una hotelera líder mientras mantiene grandes inversiones en servicios financieros de Occidente

Hotel Hilton Riad (Arabia Saudí).
Hotel Hilton Riad (Arabia Saudí).

El grupo HNA se va a reestructurar dando muchos rodeos. El grupo chino ya se ha deshecho de participaciones en dos spinoffs de Hilton por un total de 2.400 millones de dólares, como parte de un programa de racionalización que incluye empresas cotizadas, como NH Hoteles, y la venta de inmuebles. Ahora ha puesto su participación del 26% en la hotelera de EE UU, con un valor de unos 6.400 millones, también en venta.

Después de gastar unos 50.000 millones en el extranjero en apenas dos años, el holding ha tenido problemas con los reguladores de su país y del extranjero, y ha mostrado estrés financiero. Sus bonos se han disparado, y en enero, se supo que había dicho a los acreedores que se enfrentaba a un posible déficit de liquidez de 2.400 millones ese trimestre.

Por tanto, salir de Hilton y sus empresas hermanas es comprensible. Ya cotizan, lo que hace más fácil ponerse de acuerdo sobre el precio. Vender sus inversiones en el sector del alojamiento también tiene sentido por otras razones. Son participaciones minoritarias, lo que significa que tenía menos influencia para que las empresas colaboraran con sus otros negocios. Es más, las operaciones han salido bien, dado que HNA pagó originalmente 6.500 millones.

Estratégicamente hablando, la imagen es más oscura. Al igual que otras máquinas chinas de las operaciones corporativas, HNA ha hecho pinitos en todo tipo de industrias. Comenzó con una aerolínea, y creció con los viajes y la logística. Así que es curioso que renuncie a una hotelera líder mientras mantiene grandes inversiones en servicios financieros de Occidente, por ejemplo. Eso incluye participaciones en Deutsche Bank y OM Asset Management. Desde el punto de vista financiero, puede que no sea el momento adecuado para vender.

En última instancia, la empresa debería centrarse en hacer menos cosas, pero mejor, y a nivel local. Eso podría sentar bien al Gobierno chino, ya que parte de la presión oficial sobre los holdings muy adquisitivos refleja la preocupación de que el capital chino esté siendo malgastado en trofeos extranjeros. Las decisiones tomadas hasta ahora sugieren que es posible que HNA no tenga un plan claro.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías

Normas