El Corte Inglés plantea aglutinar a la gran distribución europea para hacer frente a Amazon

Su presidente, Dimas Gimeno, apuesta por un marketplace común con las grandes cadenas del continente

El ejecutivo adelanta que El Corte Inglés aumentó su beneficio a doble dígito en 2017

distribución
Dimas Gimeno, presidente de El Corte Inglés, en el desayuno organizado hoy por CEDE.

El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, ha adelantado que la cadena de distribución cerró el ejercicio 2017 mejorando sus resultados en todos sus ratios: ingresos, ebitda y beneficios. Según el ejecutivo, que ha acudido a un desayuno organizado por Cede, “vamos a cerrar el cuarto ejercicio seguido con incrementos. Ahora estamos recogiendo los frutos del trabajo que se hizo durante la crisis”.

En concreto, Gimeno ha avanzado que las ventas del grupo crecieron “un poco por encima del ritmo del consumo en general, y los beneficios por encima de dos dígitos. Y lo más importante, hemos generado ebitda, es decir, estamos generando negocio y riqueza”.

En 2016, las ventas del grupo ascendieron a 15.525 millones de euros, un 2% más que un año antes, mientras que su ebitda fue de 975 millones, una mejora del 7% respecto a 2015. “El Corte Ingles va bien y va a seguir yendo bien”, ha enfatizado Gimeno, quien también ha destacado la buena evolución del negocio en Portugal, al que ha puesto de modelo de ejemplo para futuras aperturas internacionales. Un punto este que, en la actualidad, no es la principal prioridad del grupo.

Sí lo es el comercio digital, campo en el que, según Gimeno, “no se juegan con unas reglas de juego homogéneas. Los operadores modernos no están sujetos a las restricción de horarios, ni le afectan las normas de libertad de establecimiento, y para más agravio, disfrutan de una fiscalidad absolutamente ventajosa”.

El primer ejecutivo de El Corte Inglés ha vuelto a incidir en la necesidad de crear un marco normativo europeo que establezca una igualdad fiscal, y se ha referido a Amazon como “una empresa espectacular, un modelo imbatible, y está haciendo que todas las empresa comerciales nos pongamos las pilas. Pero la transformación digital va a tal velocidad que las normas que hacen que haya un marco de competencia aceptable van retrasadas. Las autoridades europeas lo saben, pero no es fácil encontrar la manera de abordarlo”.

Frente a la competencia digital, sobre todo de Amazon, Gimeno ha destacado el potencial de la base de datos de clientes con la que cuenta el Corte Inglés. Pero además, ha lanzado la propuesta de crear un marketplace a nivel europeo que contenga a las grandes cadenas de distribución física. Algo que ha razonado partiendo del hecho de que el 70% de las ventas de El Corte Inglés son de marcas asociadas en el ámbito físico, pero que en internet “están con los grandes operadores globales. Ahí hay un problema de competitividad: somos potentes con las marcas en el mundo físico, pero en el online su importancia es baja. Por eso, creo que los operadores físicos tenemos que encontrar una solución, como crear un marketplace único donde todos participemos, ahorrando costes y que nuestros acuerdos físicos con las marcas también estén en el entorno online”, ha descrito Gimeno, añadiendo que “si no lo hacemos va a ser complicado competir con operadores que en el mundo digital son mas fuertes que tú”. El presidente de El Corte Inglés ha afirmado que esta idea ha sido “bien recibida” cuando la ha planteado a otras empresas, aunque sin detallar cuáles podrían participar en ella ni si hay negociaciones en curso.

Más referencias

Gimeno ha explicado que el grupo distribuidor se encuentra ahora centrado en desarrollar su plataforma online. En ese canal, las ventas aumentaron en 2016 un 40%, según informó la compañía en sus últimos resultados, pero sin detallar sus cifras. Según Statista, su facturación online sería de 651 millones de euros, el equivalente al 4% de sus ingresos totales.

La estrategia del grupo se basará en lo que, para Dimas Gimeno, son dos fortalezas del grupo "que las empresas online no tienen": su red de grandes almacenes, que utilizarán como centros logísticos, y la base de datos de clientes que se ha construido a lo largo de la historia de la empresa. En el primer punto, Gimeno explicó que, en la actualidad, el servicio online puede enviar 200.000 referencias de productos a sus clientes en menos de dos horas, pero el objetivo es llegar al millón "a corto y medio plazo. Convertir las tiendas en lugares de envío de pedidos de la web es algo  que solo podemos ofrecer nosotros, porque los competidores online tienen almacenes a las afueras solo de las grandes ciudades", señaló el directivo. En cuanto a los datos del cliente, señaló que el "big data es una herramienta de gran valor. Nos permite conocer los gustos y preferencias de los clientes propio, lo cual es algo único".

Internacionalización

 Además de destacar la buena evolución del negocio en Portugal, donde la cadena tiene dos centros, Gimeno se ha referido a los posibilidades de expansión de la compañía, aunque con cautela. "La vocación sigue siendo la misma, mirar más allá de nuestras fronteras, pero el reto digital es de tal magnitud que ahora mismo tenemos que tener mucho cuidado con distraernos de lo importante. No significa que lo dejemos de lado, sobre todo en los mercados mas afines". Entre ellos ha destacado América Latina, donde, dice, El Corte Inglés goza de un "sorprendente cariño". "Por qué no llegar allí algún día", ha dicho, aunque recordando que "es difícil ver un gran almacén que ha traspasado fronteras con éxito".

 

 

Normas