Repsol llevará a junta elevar sus dividendos hasta los 0,9 euros por acción

Propone pagar como complementario 0,5 euros por título

Para ello acometerá una reducción de capital

repsol

Repsol celebrará su junta general de accionistas el próximo 11 de mayo, según ha acordado hoy su consejo de administración, que propondrá una reducción del capital social para evitar el efecto dilutivo de las ampliaciones para atender su programa de dividendo flexible.

La reducción del capital social se hará mediante la amortización de acciones propias y por un volumen equivalente a los títulos que se emitan en 2018 para atender el sistema retributivo de dividendo flexible, que permite al titular de acciones cobrar parte o la totalidad del dividendo en efectivo o en títulos de la compañía, ha informado Repsol.

El consejo de administración propondrá también a la junta mantener el programa de dividendo flexible como forma de retribución al accionista y, para ello, se someterán a aprobación dos ampliaciones de capital liberadas para continuar con el programa.

En la junta también se tendrá que aprobar una retribución al accionista de 50 céntimos de euro brutos por acción, en sustitución del dividendo complementario de 2017. Este dividendo, sumado al que la compañía aprobó como parte del mismo programa Repsol Dividendo Flexible y en sustitución del tradicional dividendo a cuenta de 2017, por un importe equivalente a unos 40 céntimos de euros brutos por acción, hará que la retribución total al accionista con cargo al pasado ejercicio ascienda hasta los 90 céntimos de euro por acción.

En la junta también se someterán a aprobación las cuentas anuales de 2017, año en que el grupo Repsol ganó 2.121 millones de euros, su beneficio neto más alto de los últimos seis años.

Además, el consejo de administración propondrá a la junta general de accionistas el nombramiento de dos consejeros externos independientes, María del Carmen Ganyet i Cirera e Ignacio Martín San Vicente, que fuera presidente ejecutivo de Gamesa entre 2012 y 2017, para un periodo de cuatro años. Ganyet y Martín San Vicente sustituyen a Artur Carulla, que finalizó su mandato, y al expresidente de Kutxabank Mario Fernández, que dimitió en febrero pasado tras desestimar el Tribunal Supremo el recurso que interpuso contra la sentencia de la Audiencia de Vizcaya que le condenó por apropiación indebida.

Además, la junta de accionistas tendrá que ratificar el nombramiento por cooptación y reelección del presidente de Caixabank, Jordi Gual, que fue nombrado consejero externo dominical por el consejo de administración en diciembre pasado.

Normas