Energía

Repsol intensifica su apuesta por México al ganar dos bloques de exploración de gas

La petrolera española se hace con los derechos de explotación en solitario

Cepsa se hace también con la gestión de tres bloques asociado al grupo Pemex

Repsol intensifica su apuesta por México al ganar dos bloques de exploración de gas

Repsol se ha adjudicado en solitario dos áreas exploratorias de hidrocarburos en aguas profundas del Golfo de México en la licitación realizada este martes por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) del país. En concreto, Repsol se ha hecho con el área 5 del bloque situada en la zona de Burgos, que cuenta con una superficie de 813,8 kilómetros cuadrados.

Asimismo, la petrolera española también ganó el área 12, situado en la misma zona de Burgos, con una superficie de 811 kilómetros cuadrados. El grupo suma así un total de seis contratos exploratorios adjudicados en México en el último año.

El Gobierno mexicano está celebrando la Ronda 3.1 de licitaciones, en la que se pone en juego un total de 35 contratos de producción en áreas ubicadas en Burgos, Tampico-Misantla-Veracruz y Cuencas del Sureste.

En total, la licitación comprende un total de 26.265 kilómetros cuadrados, siendo la mayor subasta de recursos de este tipo en la historia del país.

Estas nuevas adjudicaciones fortalecen la presencia de la petrolera española en México, donde en los últimos tiempos ha participado en las subastas llevadas a cabo por el Gobierno del país con la adjudicación de áreas exploratorias en dos de ellas.

En concreto, en junio, Repsol, en consorcio con la mexicana Sierra Perote, se hizo con un bloque en las subastas lanzadas por el Gobierno de México, mientras que a finales del pasado mes de enero, también de la mano de un socio, ganó otras tres áreas exploratorias en aguas profundas
del Golfo de México.

Asimismo, este mismo mes de marzo Repsol culminó su desembarco en el mercado de gasolineras de México, donde prevé invertir unos 400 millones de euros en los próximos cinco años, con el objetivo de superar las 1.000 estaciones de servicio en el país y hacerse con una cuota de
mercado del 10%. En concreto, el plan de la compañía en México pasa por un ritmo de aperturas de entre 200 y 250 estaciones de servicio al año, con ese objetivo de hacerse con una cuota en el país de en torno al 8-10%.

De esta manera, Repsol sigue los pasos de otros 'gigantes' extranjeros del sector como BP, Total, Exxon Mobil o Chevron, que ya han entrado en el mercado de las gasolineras aprovechando esta liberalización.

En paralelo la también petrolera española Cepsa se adjudicó  tres bloques de la provincia petrolera Tampico-Misantla-Veracruz, en el Golfo de México, en alianza con Petróleos Mexicanos (Pemex), en una segunda tanda de licitaciones dentro de la ronda 3.1 petrolera, en la que sólo se adjudicaron cuatro campos de un total de 13. Las áreas contractuales 16 y 17 las ganaron un consorcio de la estatal Pemex, la alemana Deutsche Erdoel (DEA) y la Compañía Española de Petróleos (Cepsa). 

Para Cepsa, con operaciones en 13 países, supone la primera vez que participará en la explotación de un campo aprovechando la reforma energética de México, que abrió el sector a la iniciativa privada tras casi ocho décadas de monopolio público.

Normas