Linde advierte de que los cambios en las pensiones deben ser compatibles con la reducción del déficit

El Banco de España estima que faltan décadas para reducir la deuda al 60% del PIB

Ve "difícil" volver a la tasa de paro precrisis e insta a hacer reformas para reducir el empleo temporal

Banco de España
Luis María Linde, gobernador del Banco de España.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha advertido este martes que cualquier reforma de las pensiones debe ser transparente, favorable para la sostenibilidad del sistema y compatible con los compromisos fiscales de España.

Así lo ha expuesto en la ponencia inaugural de la conferencia conjunta del Banco de España y el Fondo Monetario Internacional (FMI) bajo el título "España desde la recuperación a la resiliencia", es decir, la capacidad del país de sobreponerse a la recesión.

Sus palabras llegan solo unos días después de que el Gobierno presentara un proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) que incluyen una llamativa subida de las prestaciones contributivas mínimas en medio de un clima de contestación social a la subida prevista del 0,25%.

La agenda electoral pareció abrirse paso en la presentación de las cuentas cuando Ciudadanos anunció que apoyaría unos presupuestos con una subida del 2% para las pensiones que el Ejecutivo matizó que sería del 3% solo un día después.

En este contexto resuenan las palabras de Linde que ha subrayado la necesidad de recordar el debate de fondo que viene reuniendo a todos los partidos políticos en el marco del Pacto de Toledo, el reto de asegurar un sistema público en una sociedad envejecida, con pensiones crecientes e ingresos limitados.

"Más alla de propuestas especificas, lo que resulta crucial es que cualquier estrategia de reforma sea transparente, incremente el vínculo entre contribuciones temporales y los beneficiarios del sistema y se ancle en el mecanismo de ajuste que garantice su equilibrio financiero", ha argumentado el gobernador del Banco de España, que culmina su mandato el próximo mes de junio.

Linde ha aplaudido la reforma de las pensiones en los últimos años, y la introducción del factor de sostenibilidad, pero ha animado a mantener la vigilancia sobre la evolución del sistema para garantizar su viabilidad a largo plazo.

El gobernador también ha valorado positivamente la agenda de reformas estructurales de los últimos años así como el saneamiento de las cuentas públicas aunque ha estimado que "se tardarán varias décadas en alcanzar el nivel de referencia de deuda pública en el 60% del PIB", que actualmente ronda el 98%.

"El brazo correctivo del Pacto de Estabilidad" europeo ha sido útil, según Linde, para reconducir la situación de España, que debe cerrar este ejercicio con un déficit del 2,2%, si bien el gobernador alerta de que hay un "componente estructural" importante en el déficit español en el entorno del 3%.

Un mercado laboral dual

En cuanto a la situación laboral de España, Linde ha celebrado que el paro haya bajado 10 puntos hasta el 16,5% de finales de 2017, aunque ha dicho que será muy "difícil" volver a tasas precrisis -con un paro estructural cercano al 8%- por la elevada tasa de desempleo de larga duración y el alto componente de empleo temporal.

Bajo el punto de vista de Linde, la reforma laboral de 2012 permitió frenar la destrucción de empleo pero no modificó el peso de la negociación colectiva ni logró acabar con la dualidad de un mercado en el que el 25% de trabajadores son temporales, lo que "exacerba la volatilidad del mercado laboral español". El Banco de España insta a trabajar en nuevas reformas en estos dos campos.

En paralelo, Linde considera clave incrementar la colaboración de los centros educativos con las empresas para casar la oferta y demanda de empleo, así como a trabajar en el abandono escolar.

La productividad del país, ha subrayado el gobernador, ha mejorado gracias a la criba de empresas improductivas que ha supuesto la crisis, pero sigue sufriendo un desfase respecto al resto de Europa.

Linde ha destacado también que la evolución de los precios se ha desvinculado de la recuperación pero ha considerado que la mejora económica y la política acomodaticia del Banco Central Europeo ayudará a alcanzar el 2% objetivo.

Finalmente, el responsable del supervisor financiero español ha animado a profundizar en la Unión Bancaria, ha animado a ser más ambiciosos en el fondo de garantía de depósitos comunitarios y a trabajar también en la unión fiscal de la UE.

Normas