El euríbor de las hipotecas se congela en mínimos históricos... antes de subir

El índice de referencia cerró marzo en el mismo nivel que en febrero, el -0,191%

Los expertos prevén que permanezca varios meses estable

Euríbor Ampliar foto

Ni para arriba ni para abajo. El euríbor a un año, principal referencia para calcular las hipotecas en España, permaneció estable durante marzo y cerró el mes exactamente igual que en febrero, en el -0,191%. El índice se mantiene así en mínimos históricos y por debajo del umbral del cero por vigésimo sexto mes consecutivo. Pero los expertos creen que esta estabilidad es la antesala de las subidas que experimentará el euríbor a doce meses cuando el Banco Central Europeo (BCE) avance hacia la normalización monetaria.

La evolución del tipo hipotecario por excelencia parece haber llegado a un punto de inflexión después de iniciar 2018 con un leve repunte en enero y repetir ahora cotización. Una tendencia que, a juicio del analista de XTB Rodrigo García, seguirá en los próximos meses. "La situación actual del mercado invita a pensar que encontraremos a un euribor estable en mínimos durante los próximos meses, antes de dar paso a unas subidas, que sólo vendrán si el BCE enseña definitivamente la bandera verde hacia una normalización monetaria".

El experto apunta que "a pesar de que la subida del euro podría hacer reaccionar al BCE acercando a la Unión Monetaria hacia una normalización de tipos, la ingente liquidez con la que cuenta el sistema financiero ha provocado una vez más que las entidades financieras perciban menos riesgo de sus comparables", lo que provoca que el euríbor continúe tan bajo.

Hace un año, en marzo de 2017, el euríbor se situaba en el -0,110%. De esta forma, los hipotecados siguen beneficiándose de rebajas en las cuotas. Para una hipoteca de 100.000 euros contratada a 25 años con un diferencial del 1% sobre el euríbor, la letra mensual pasará de 371,91 euros a 368,29 euros mensual, lo que supone un ahorro anual de 43,44 euros.

Los expertos prevén una subida en los tipos de interés hacia mediados de 2019, por lo que estiman que el euríbor continuará en negativo durante todo el presente año. En la última cita del BCE, el mensaje de su presidente Mario Draghi todavía fue "dovish', aunque hubo algunos cambios que permiten aventurar una nueva fase. "Eliminó el sesgo de flexibilización en su programa de compra de activos", señalan en Amundi. "La era de las políticas monetarias acomodaticias quedará pronto atrás", aseguran en Olivier Marciot, de Unigestion.

"Por ahora, la retirada de estímulos ha tenido un efecto en los tipos de interés de mercado y en el euro muy alejado de una política restrictiva, lo que pone de manifiesto que el mercado espera mucho más del BCE a la hora de creerse una retirada de liquidez en el sistema", opina García.

Victoria de Torre, de SelfBak, estima que en los próximos meses el euríbor puede ir desde el -0,20% hasta niveles positivos del 0,1%-0,2%, para que posteriormente siga una leve tendencia creciente en el año 2019 afianzando niveles positivos, pero no mucho mayores al 0,2%- 0,3%. "Esto es debido principalmente a que los cambios en materia de política monetaria no irán rápido, como la reducción del QE o la posibilidad de una subida del tipo de depósito a lo largo de 2019. Lo normal es que, tarde o temprano suba, ya que el Euribor se ha situado en niveles negativos debido fundamentalmente a las medidas extraordinarias de política monetaria adoptadas por el BCE".

Torre sostiene que el euríbor "cortará su tendencia bajista a medida que el tapering vaya dando resultado, ya que no olvidemos que un euríbor negativo significa que un banco paga a otro por prestarle sus excedentes de euros, algo que a priori parecía impensable hace unos años". Y añade que esto ha sido posible debido a los programas de expansión cuantitativa del BCE, "que han generado un exceso de liquidez y han empujado los tipos de interés entre bancos a mínimos".

Por otra parte, el BCE cobra a los bancos un 0,4% por sus reservas de liquidez (en forma de depósitos en el BCE), por lo que se llega a la situación de que los bancos tienen incentivos a prestar a otros bancos pero a su vez nadie quiere esas reservas.

Desde el departamento de análisis de Bankinter señalan que el euríbor rondará el -0,12% hasta el cierre de 2018 y pronostica que en 2019 se mueve entre el cero y el 0,40%, con un escenario central del 0,19%. "Pensamos que los tipos de interés permanecerán a los niveles actuales durante más tiempo". Así, afirma que "el BCE podría realizar un primer movimiento con el tipo de depósito, en la segunda mitad de 2019 aumentando desde el -0,4% actual hasta 0,0%". En cuanto al tipo de referencia, la entidad estima un leve aumento hacia finales del año desde el 0,0% actual hasta 0,25%. Además, recuerdan que "Draghi finaliza su mandato en octubre de 2019 y este podría ser el broche final para su etapa al frente del BCE".

Hacia la metodología híbrida

Tras determinar en mayo del año pasado la inviabilidad de un método de cálculo del euríbor basado en transacciones reales y no en estimaciones, el Instituto Europeo de Mercados Monetarios (EMMI, por sus siglas en inglés) anunció su intención de seguir trabajando en el desarrollo de una metodología híbrida compatible con las transacciones disponibles en el mercado, con la esperanza de continuar avanzando en la reforma de un índice manipulado en el pasado.

El organismo encargado del proyecto ha detallado que, con el apoyo de un grupo de trabajo dedicado, ya ha presentado un primer documento de consulta a las partes interesadas, con el objetivo de mejorar la seguridad de la vía híbrida. En él se explica que esta metodología se compone de una cascada de tres nivelesproporciona más detalles sobre cada nivel.

EMMI busca recopilar los puntos de vista del mercado sobre ciertas características del proceso actual y evaluar así la nueva metodología híbrida. De hecho, esta consulta es un primer paso para realizar una prueba en profundidad de la metodología propuesta de mayo a agosto de 2018. Esta fase de prueba exhaustiva incluirá la participación de los paneles de bancos, y le dará a EMMI la oportunidad para calibrar ciertos parámetros, si es necesario. Las partes interesadas deberán enviar sus respuestas a la consulta antes del 15 de mayo y se publicará un resumen de los comentarios recibidos en el mes de junio.

Se ha programado una segunda consulta que brinde más detalles sobre algunos de estos parámetros para el tercer trimestre de 2018, antes del lanzamiento de la metodología híbrida a más tardar en el cuarto trimestre de 2019, según los plazos previstos.

Normas