Las energéticas escapan de las caídas generalizadas del Euro Stoxx en marzo

RWE e Innogy lideran las alzas gracias a los movimientos corporativos

Los valores españoles no logran sumarse

Las energéticas escapan de las caídas generalizadas del Euro Stoxx en marzo

A falta de una jornada para finalizar el mes, las utilities se sitúan ya como las grandes ganadoras de marzo, impulsadas por el acuerdo entre Eon y RWE para reestructurar el sector energético en Alemania. Aunque aún quedan algunos términos por fijar, Eon se hará con el 76,8% de Innogy (división de energías renovables de RWE). A cambio, RWE alcanzará un 16,67% en su capital, en una operación que se ejecutará a través de una ampliación de capital del 20% de la primera. Todo ello llevará a que Eon se transforme en una compañía dedicada al negocio de redes y distribución al cliente minorista, mientras que RWE pase a liderar las energías renovables.

El acuerdo ha sido recibido con entusiasmo por el mercado, que ya esperaba el comienzo de una fase de concentraciones en el sector. Una perspectiva que ha alimentado el tirón alcista de todo el sector en Europa. De hecho, las utilities del Viejo Continente se anotan un 5,18% en lo que va de mes y, junto con los productos de consumo que se suben un 0,68% en el periodo, son el único sector que registra ganancias en marzo.

Todos los demás sectoriales del Euro Stoxx acumulan pérdidas en marzo, que llegan a superar el 7,02% en el caso de los bancos. La caída de los rendimientos de los bonos europeos –con el bund por debajo del 0,5% y el bono español a diez años en el 1,206%–, sumada a la fortaleza del euro frente al dólar, está pesando en la cotización de las entidades financieras. ABN Amro es el más penalizado y cede un 16,44% en lo que va de mes. Entre los españoles, Sabadell se deja un 11,1%; Santander baja un 10,95%, mientras Bankia y Bankinter retroceden un 10,84% y un 10,12%, respectivamente.

De vuelta al sector energético, Ángel Pérez, analista de Renta 4, no relaciona estas alzas únicamente con el acuerdo en Alemania, sino como una reacción a las caídas experimentadas hasta el mes de marzo. “El sector ha estado muy penalizado a principio de año. Es un área muy ligada a la cotización de los bonos y cuando hay expectativas de crecimiento y subidas de tipos, los inversores prefieren optar por las financieras, el sector del acero o las compañías aéreas”, explica el analista. 

Pese a ello, RWE e Innogy son los valores más beneficiados del sector, con alzas del 22,97% y el 16,73%, respectivamente, en lo que va de mes. EDP, por su parte, se anota un 11,55%.

Menor revalorización acumulan las grandes energéticas españolas. Gas Natural suma un 4,54% y Endesa sube un 4,36%, mientras que REE y Enagás se anotan un 4,06% y 3,73%, respectivamente. Iberdrola escapa de la corriente alcista y retrocede un 0,53% en lo que va de mes. Aunque se trata de un sector regulado que podría ofrecer seguridad al inversor internacional, la incertidumbre regulatoria de los últimos meses ha hecho que prefiera optar por otros valores, explica Ángel Pérez.

Audax se revaloriza un 350% en el mes

Suma y sigue. La antigua Fersa suma ya más de un 353% en el mes. Ayer sin embargo sus acciones cedieron un 3,33%. En las últimas jornadas este repunte se ha disparado gracias a la firma del mayor contrato de compra de energía a largo plazo con Cox Energy, que cubre un volumen total de 660 MW de potencia instalada. La empresa destacó que esto posiciona a España y Portugal como los países europeos con mayor volumen de energía renovable vendida a través de este tipo de contratos.

Solaria. La cotizada se suma a la tendencia y acumula una fuerte alza en el mes de marzo (50%) gracias al auge de la energía fotovoltaica

Normas