Trump cierra un pacto con Corea del Sur para eximirla de los aranceles

Prevé una caída del 30% de las exportaciones de acero a EE UU

Mantiene el recargo del 10% a las ventas de aluminio

donald trump

La política de negociación bilateral que el presidente de EE UU, Donald Trump, puso en marcha para tratar de recomponer su abultado déficit comercial, superior al medio billón de dólares, ha cerrado su primer capítulo. Estados Unidos anunció en la madrugada del martes que llegó a un preacuerdo con Corea del Sur por el que se enmendará el pacto comercial bilateral en vigor desde 2012. El nuevo tratado eximirá a Seúl de sus aranceles al acero, aunque mantendrá su barrera del 10 % a las importaciones de aluminio surcoreano.

El acuerdo establece que quedará libre de aranceles un volumen equivalente al 70 % de la media anual de exportaciones de acero a Estados Unidos entre 2015 y 2017. Todo lo que sobrepase ese nivel será gravado con un recargo del 25%. “Esto dará como resultado una reducción significativa de las exportaciones de acero surcoreano a Estados Unidos, de alrededor del 30 % de la media de los últimos tres años”, calcularon fuentes oficiales. En cambio, Washington no ha llegado a “ningún acuerdo” con Seúl para eximirle de sus aranceles al aluminio, por lo que se le impondrá el gravamen del 10 % fijado previamente.

De esta manera, Corea del Sur es el primer país que queda eximido de forma indefinida de los aranceles del acero. Ahora les toca el turno de negociación al resto de países y áreas geográficas (UE, Australia, Argentina, Brasil, Canadá y México) que se libraron temporalmente de los aranceles. La negociación, por supuesto, no está exenta de contraprestaciones. Las modificaciones incluidas en el preacuerdo con Corea del Sur afectan fundamentalmente al sector automovilístico, aunque el Gobierno estadounidense las presentó como históricas.”Cuando se complete, ésta será la primera renegociación exitosa de un acuerdo comercial en la historia de EE UU”, aseguraron las mismas fuentes.

Las principales novedades son cuatro. Se extiende otros 20 años (hasta 2041) el arancel del 25% que Washington impone a las camionetas surcoreanas, que iba a expirar en 2021, según estaba fijado en el antiguo pacto comercial bilateral. Asimismo se duplica el contingente (de 25.000 a 50.000) los vehículos de cada fabricante que Estados Unidos puede exportar cada año, bajo sus propios estándares, a Corea del Sur. Los pactos bilaterales recogen en muchas ocasiones que los productos procedentes del país vendedor (en este caso EE UU) incluyan los requisitos del comprador (Corea del Sur) en materia de seguridad, materiales, emisiones..., lo que según los grandes fabricantes norteamericanos encarecía el producto y lo hacía poco competitivo frente a los vehículos surcoreanos. Con este acuerdo, el Ejecutivo augura un ahorro para los fabricantes, que podrá transmitirse al precio final de venta. Corea del Sur también ha accedido a incluir a las farmacéuticas estadounidenses este año en su programa de precios especial para los medicamentos innovadores, y se espera que pronto se cierre un acuerdo bilateral sobre divisas, según revelaron las mismas fuentes.

A esa negociación se podría unir en breve India. El Ministerio de Comercio indio remitió el martes una carta al Ejecutivo estadounidense, en la que solicita que se le exima de los aranceles al acero y al aluminio. “Si se aplican, nuestras exportaciones quedarán seriamente afectadas. No hay nada en las ventas de aluminio y acero de India que comprometan la seguridad de EE UU”, remarcó a Reuters Chaudhary Birender Singh, ministro del Acero. Esta petición se produce, sin embargo, pocos meses después de que el Ejecuitvo impusiera un importante número de aranceles a las ventas de bienes de otros países (entre ellos EE UU), con el fin de estimular la producción nacional.

Libre comercio frente a Trump y el brexit

Amenazas. La patronal europea de fabricantes de automóviles ACEA hizo un llamamiento a defender el comercio internacional en un clima de “amenazas arancelarias y temores al brexit”, al ser la compraventa de bienes un “pilar fundamental” para la competitividad global del sector de la automoción.

Exportaciones. El secretario general de ACEA, Erik Jonnaert, destacó en su última misiva que los fabricantes de automóviles de la Unión Europea (UE) exportaron más de 6,1 millones de vehículos el año pasado. “El sector del automóvil representa actualmente alrededor del 10 % del comercio total entre las dos regiones. EEUU es el tercer mayor exportador de automóviles a la UE, con un 15,4% del total, y EE UU es el destino número uno para los vehículos fabricados en el continente europeo”.

Normas