Sareb reduce sus pérdidas un 15% en 2017, hasta los 565 millones

La entidad alcanza su récord comercial con casi 19.000 inmuebles vendidos

Registra unos ingresos de 3.833 millones, un 2% menos por la disminución de la cartera

sareb
Jaime Echegoyen, consejero delegado de Sareb.

La sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) recortó sus resultados negativos un 15% y cerró el ejercicio 2017 con pérdidas de 565 millones de euros. La cifra está vinculada a los 541 millones de euros de costes financieros que soporta la empresa debido a su alto endeudamiento.

La mejora en los resultados de la entidad se debe en gran parte al viento de cola en el mercado inmobiliario. El año pasado, Sareb logró su récord comercial con 18.925 inmuebles vendidos –una media de 52 al día– un aumento del 34% con respecto al ejercicio anterior. Dos tercios de las operaciones se concentraron en las Comunidades Autónomas de Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid.

"Con un nivel de ingresos ligeramente menor al año anterior, hemos sido capaces de incrementar nuestros márgenes positivos, vender más inmuebles y mejorar nuestro resultado final", ha asegurado Jaime Echegoyen, presidente de Sareb, durante la presentación de resultados en Madrid.

La compañía obtuvo en 2017 unos ingresos de 3.833 millones de euros, un 2% menos que el año anterior. La disminución ocurre como consecuencia de la reducción de su cartera, a causa del proceso de desinversión, que es el mandato último de la compañía.

Sareb, conocido como el ‘banco malo’, es una entidad privada que surgió en 2012 con el traspaso de los activos tóxicos de los bancos que recibieron ayudas públicas. Tras su constitución, la deuda ascendía a 50.781 millones de euros que la entidad se comprometió a liquidar antes de 2027. El año pasado, Sareb recortó su pasivo avalado por el Estado en 3.050 millones. Al cierre del ejercicio, la deuda era de 37.875 millones.

El 45,90% del capital de Sareb pertenece al Estado a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). El resto está en manos de 32 entidades privadas, entre ellas Santander, Caixabank, Sabadell y varias aseguradoras.

Cuenta de resultados

  • La gestión de los activos financieros –en su mayoría préstamos de promotores inmobiliarios– generó el pasado ejercicio 2.622 millones de euros, un 69% de los ingresos. El resto fue aportado por la comercialización de inmuebles y la cartera en alquiler.
  • Sareb también registró mejoras de sus márgenes de gestión de la cartera de activos financieros (+11%) y de la cartera de activos inmobiliarios (+35%). Este comportamiento se tradujo en un crecimiento del 16% del margen bruto, que se situó en 767 millones de euros.
  • Por el lado de los costes, la empresa debió hacer frente a unos gastos operativos de 683 millones de euros, vinculados a la gestión y comercialización de los activos, así como a los costes de mantenimiento, tributos y comunidades de vecinos, entre otros. Una vez satisfechos esos gastos, Sareb registró un beneficio operativo de 7 millones de euros.
Normas