10 empresas del Ibex suben más de un 10% su dividendo con cargo a 2017

Aena lidera 
el ranking con 
un alza del 70%, hasta los 6,5 euros por acción y Repsol mejora el cupón por primera vez en cuatro años

La mejora de
los resultados 
y de la economía, sumado a la generación de caja, permiten a 21 cotizadas elevar el pago al accionista

Dividendos por acción pulsa en la foto

La mejora de los resultados sirve de aliciente a la remuneración al accionista, uno de los caramelos de las cotizadas españolas que incluso en los momentos más duros de la crisis hicieron lo posible por premiar la fidelidad del accionista. Hasta la fecha y a la espera de la ratificación en junta de accionistas, 21 integrantes del Ibex 35 han mejorado el dividendo por acción, según se desprende las prestaciones del cierre de año. Dentro de estas al menos una decena lo han subido más de un 10%, un ejemplo más de que el ciclo económico ha dicho adiós a los momentos más duros.

En los años de crisis el desapalancamiento era la piedra angular que regía las estrategias de empresas y bancos. Una de las víctimas de este proceso fueron precisamente los dividendos, que no solo menguaron, sino que en algunos casos desaparecieron por completo. Otras cotizadas, por contra, optaron por alternativas como el scrip dividend para combinar la retribución con una menor salida de dinero de caja. La estrategia fue puesta en marcha en 2009 por Santander. A ella se sumaron otras muchas en los ejercicios posteriores y a día de hoy se mantiene, pero, eso sí, con menor incidencia. Prueba de ello es que en 2017 el 13,89% del total de lo retribuido se hizo vía acciones frente a los máximos de 41,68% registrados cuatro años antes.

La vuelta de los resultados a niveles de 2010 de la mano de la mejora económica y una fuerte generación de caja es mirada con deseo por muchos inversores, que estarán atentos al calendario de pagos para tomar posiciones en los valores y recibir a cambio el cupón. Desde que Inditex presentara el pasado martes sus resultados, todas las miradas están puestas en el grupo textil que comunicó que pagará el dividendo más alto de su historia (0,75 euros por acción). Aunque el aumento del 10% es destacado, la empresa fundada por Amancio Ortega no lidera el ranking de las cotizadas que más eleva la retribución al accionista.

Este puesto está reservado a Aena. El gestor de aeropuertos anunció el día de la presentación de sus resultados que mejora un 70% la retribución y fija el cupón en 6,5 euros por acción, frente a los 3,83 euros anteriores. Con este incremento, la compañía sitúa el pay out (porcentaje de beneficio que se reparte entre los accionistas) en el 80% frente al 50% del ejercicio anterior. Fruto de esta decisión derivada de la escasa capacidad inversora y las peticiones del fondo TCI de mejorar el rendimiento por acción, la compañía desembolsará 975 millones, de los cuales 502 irán a parar al Estado principal accionista con el 51% del capital.

La medalla de plata es para Sabadell. El banco que preside Josep Oliu tiene previsto aprobar en la junta general de accionistas, que se celebrará en Alicante en abril, el reparto de un dividendo de 0,07 euros por acción con cargo a los resultados de 2017. Esta cuantía se sitúa un 40% por encima a la distribuida a cuenta de 2016.

El pódium lo completa Grifols. La empresa de hemoderivados pagó el pasado 5 diciembre 0,18 euros por acción, importe total al que asciende el dividendo con cargo a las cuentas del último ejercicio. A la farmacéutica le siguen otras como Bankinter, Amadeus o CaixaBank (véase el cuadro). Meliá, que a cuenta de los resultados de 2016 elevó su dividendo un 226%, tiene previsto seguir la tendencia alcista según el consenso de los analistas consultados por Factset, pero para conocer el importe hay que esperar a la junta. Un caso llamativo es el de Repsol que con cargo a las cuentas de 2017 sube el dividendo un 12,5%, alza que no se producía en cuatro años.

Bankia, un caso especial

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri emitió el pasado 26 de enero una nota a la CNMV en la que avisaba que propondrá a la junta general de accionistas la aprobación de un dividendo de 0,11024 euros por acción, idéntico importe que un año antes. A pesar de que no hay cambios, el banco se verá obligado a desembolsar 340 millones, un 7% más que un año antes. Este aumento se deriva del incremento de acciones en circulación tras la ampliación de capital efectuada para la integración de BMN.

Solo Indra y ArcelorMittal son las compañías que a día de hoy continúan sin repartir dividendos. No obstante, como ya han adelantado ambas cotizadas, esta política de cero pagos tiene los meses contados. Indra prevé en su plan estratégico para 2018-2020 repartir parte del beneficio entre sus accionistas, desde que en la junta de 2015 se suspendiera la retribución a cuenta del ejercicio 2014. Por su parte, AcerlorMittal aprobará la vuelta al dividendo en marzo

Normas