Rajoy descarta dar un golpe de efecto subiendo las pensiones

Desde el PP y el entorno gubernamental descartan grandes anuncios para los jubilados

El PSOE pedirá nuevos impuestos para subir prestaciones y mejoras para las jubiladas con hijos

mariano rajoy
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno.

La comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, este miércoles en el pleno monográfico sobre pensiones que se celebrará en el Congreso de los Diputados “no será para dar golpes de efecto, ni para presentar ocurrencias” ha dicho hoy el portavoz del PP en la Cámara Baja, Rafael Hernando. Esta misma idea ha sido corroborada a Cinco Días poco después por distintas fuentes del entorno gubernamental, con lo que la posibilidad de que el líder del Ejecutivo haga este miércoles algún anuncio de mejora considerable y generalizada de las pensiones es cada vez menos probable.

Estas mismas fuentes consideran que la intención de Rajoy es explicar cómo funciona el sistema de pensiones, cuánto cuesta, cómo se paga y qué previsiones de incremento de gasto hay para los próximos años por el aumento del número de pensionistas y la mejora de las carreras de cotización.

Entre las grandes cifras que manejará hoy Rajoy están los 9,5 millones de pensiones que la Seguridad Social paga actualmente desembolsando casi 9.000 millones de euros cada mes. En total, incluyendo las pensiones de las clases pasivas (de empleados públicos) y las prestaciones y subsidios, el sistema abona casi 140.000 millones de euros anuales. Y el ritmo actual de crecimiento del gasto en pensiones es de un sostenido 3% anual, que aumentará a medida que avance la década y se incorporen las generaciones de jubilados nacidos en el baby boom.

Ante este escenario Rajoy se resistirá este miércoles a la presión de la mayoría de la oposición --sobre todo PSOE y Unidos Podemos-- para volver a actualizar las pensiones con el IPC en lugar de con el índice de revalorización aprobado en 2013 por el Ejecutivo y que recomienda limitar la subida anual de las pensiones al 0,25% mientras el sistema sea deficitario (los números rojos sumaron el año pasado 18.800 millones).

“Rajoy intentará contextualizar el debate de las pensiones y pedirá a los socialistas que vuelvan al consenso del Pacto de Toledo, que es mucho más amplio para garantizar las pensiones del futuro, que la cuestión de la revalorización”, aseguran fuentes cercanas al Ejecutivo.

Es más, estas mismas fuentes se mostraron especialmente preocupadas por la actitud del PSOE, “que solo plantea grandes aumentos de gasto y propone para costearlos la creación de un impuesto que ni tendría efectos inmediatos ni cubriría ni siquiera el coste de la revalorización que reclaman”. El coste de esta actualización este año podría rondar los 2.000 millones de euros que se consolidan en el sistema durante cada uno de los 21 años de vida media de un pensionista.

Por ello, desde el Ejecutivo opinan que “hay que empezar pactando qué ingresos pueden recortar el déficit actual porque de lo contrario en pocos meses habrá que tomar medidas porque no se puede vivir de los créditos”. Los Presupuestos Generales del Estado incluyeron el pasado año un crédito para costear pensiones de 10.200 millones y el Tesoro ha autorizado un nuevo crédito de 10.500 millones para 2018.

Dicho esto, distintas fuentes han asegurado hoy que el Gobierno y la oposición están de acuerdo en de dónde sacar estos ingresos (costeando con impuestos la viudedad, las bonificaciones o los gastos administrativos del sistema) y así lo destacará hoy Rajoy. “Pero es imprescindible que el PSOE no anteponga la revalorización de las pensiones a la reforma del sistema”, concluyen desde el Ejecutivo.

Lo que se oirá en el Pleno

  • PSOE. Los socialistas mantendrán su demanda de volver a la revalorizar las pensiones con el IPC y condicionar cualquier avance en el Pacto de Toledo a dicho cambio. Para costear esta actualización proponen la creación de un impuesto a la banca y otro a las transacciones financieras. Reclamarán un bonus de dos años de cotización para las mujeres por cada hijo que tengan o adopten. Y que se apruebe la ampliación de la base reguladora de las pensiones de viudedad de forma progresiva del 52% al 60%.
  • Resto de la oposición. Desde Unidos Podemos y los nacionalistas catalanes y vascos se reclamará un nuevo índice de revalorización y la vuelta al consenso del Pacto de Toledo. C’s exigirá una reforma laboral para mejorar los ingresos del sistema.

Normas