El Mutua Madrid Open de Tenis generó 107 millones en 2017

Según un estudio de la Universidad Europea, dejó 19,7 millones en impuestos

Al torneo acudieron 260.000 personas. El 22% residían fuera de España

Mutua Madrid Open
Imagen de la Caja Mágica, sede del Mutua Madrid Open de tenis.

El Mutua de Madrid Open de tenis se ha consolidado, con el paso del tiempo, en la cita deportiva de referencia para la capital de España. La de este año, que se celebrará del 4 al 13 de mayo, será la 17ª edición de un torneo con cada vez mayor peso en el calendario... Y por extensión, en la economía madrileña.

Esos diez días de actividad deportiva en la Caja Mágica también generan una actividad económica que, durante el último año, la Universidad Europea y la Escuela Universitaria Real Madrid, dependiente de la primera, se han encargado de estudiar. Un total de seis docentes y 52 estudiantes han llevado a cabo una investigación en la que se han analizado los datos de 1.617 asistentes a la edición de 2017 del torneo, además de 738 encuestas realizadas durante el mismo, junto a informes y datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y el Ayuntamiento de Madrid.

De ese estudio, los investigadores han concluido que el torneo supuso un impacto económico de 107 millones de euros en Madrid, de los cuales 87 fueron generados de forma directa por la actividad propia del torneo. Este se divide en dos grandes partidas: los gastos de los espectadores y el gasto de la organización del torneo, en aspectos como el empleo o los proveedores.

El perfil medio del asistente es el de un hombre de unos 37 años, residente en Madrid, con estudios universitarios y una renta de entre 1.000 y 2.500 euros

En el primer punto, la cifra se elevó a 45,4 millones de euros, 10 millones más que en la de 2016. Durante la semana de torneo, cerca de 260.000 personas se acercaron a la Caja Mágica a ver alguno de los partidos, un incremento del 6% respecto al año anterior, y 60.000 personas más que en 2014. 

El perfil medio del asistente es el de un hombre de unos 37 años, residente en Madrid, con estudios universitarios y una renta de entre 1.000 y 2.500 euros y que, además, ya ha asistido a otras ediciones. El grueso del público, el 46%, era residente en Madrid,y generó un gasto medio de 117 euros, 12 más que un año antes. El mayor gasto fue la compra de entradas, una media de 65 euros, aunque el que más creció fue la compra de souvenirs, con 12 euros, el doble que en 2016. Otro 32% de los asistentes residían en España, pero fuera de Madrid, con un gasto medio de 293 euros, y el 22% restante vivía fuera del país. Principalmente, turistas que estuvieron, de media, cuatro días en la capital y que generaron un gasto medio total de 1.146 euros, debido a los costes de alojamiento. Según el estudio, el 91% de estos turistas volvería a Madrid de nuevo, y el 92% la recomienda como destino turístico. “Este torneo es un plus importante para Madrid, ya que atraer riqueza, genera empleo y mejora la imagen de la ciudad a todos los niveles”, afirma Pablo Burillo, profesor de la Escuela Universitaria Real Madrid-Universidad Europea, uno de los autores del estudio.

En cuanto a las cifras de empleo, la organización del torneo contrató a 839 personas, la mitad acomodadores, con un gasto total de 2,4 millones de euros. Además, los 58 patrocinadores del evento generaron entre ellos 1.041 puestos de trabajo. Con todos esos datos encima de la mesa, los investigadores han concluido que el torneo generó 9,56 millones de euros en impuestos directos y 10,15 en indirectos.

El tenis volverá en mayo, cita para la que aún hay entradas a la venta.

Normas