Santander capta 1.500 millones en la primera emisión de 'cocos' del año

La demanda alcanza los 5.000 millones y permite reducir el cupón del 5% al 4,75%

CaixaBank da mandato a la banca para emitir deuda AT1

banco santander
Presidenta de Santander, Ana Botín. EFE

Santander cumple con lo prometido. A comienzos de marzo la entidad que preside Ana Botín inició un road show entre inversores para emitir bonos contingentes convertibles (cocos según la jerga). Una vez despejadas las principales incertidumbres a corto plazo (la reunión del BCE y el dato de empleo de EE UU en febrero) hoy ha procedido a ejecutarla.

El banco captó 1.500 millones con un cupón del 4,75% en deuda perpetua, amortizable a partir del séptimo año a instancias del emisor. Según fuentes de mercado la buena demanda, próxima a los 5.000 millones, ha permitido rebajar el precio desde los 5% iniciales con los que arrancó la operación. Se trata de la primera emisión de cocos del año no solo de la entidad sino del conjunto de la banca en lo que va de 2018.  Los bancos encargados de llevar a buen puerto la emisión fueron BNP Paribas, HSBC, Morgan Stanley y el propio Santander.

La última vez que Santander colocó esta clase de títulos, computable como capital adicional del nivel 1 (Additional Tier 1 o AT1, en la jerga) fue en septiembre de 2017. En aquella ocasión el importe captado fueron 1.000 millones con un cupón anual del 5,25%.

Pero este banco no es el único que centra la atención del mercado de capitales. A Santander le sigue los pasos CaixaBank, entidad muy activa en las primeras semanas del año con la emisión de 2.000 millones en cédulas hipotecarias y deuda sénior preferente. Como en el caso del banco que preside Ana Botín, la fórmula escogida esta vez por la entidad catalana han sido los denominados cocos. De momento se ha limitado a dar mandato a Barclays, Bank of America Merrill Lynch, Citi, Goldman Sachs y al propio CaixaBank para efectuar la emisión de este tipo de deuda perpetua, amortizable a partir del octavo año a instancias del emisor.

Fuentes del mercado apuntaban la semana pasada que pese a la volatilidad vivida en el mercado de deuda en febrero, las condiciones no han cambiado. Con el retorno de la tranquilidad después de una cifra de inflación salarial contenida en EE UU y una reunión del BCE en línea con lo previsto por el mercado, los emisores continúan adelante con sus programas de financiación y tratan de exprimir al máximo los bajos tipos de interés.

Santander y CaixaBank se suman así BBVA, Telefónica y Red Eléctrica, los principales emisores que han regresado a la actividad una vez concluida la temporada de resultados. Entre los cuatro (queda por conocer el importe de CaixaBank) se han emitido 5.200 millones de euros en las últimas dos semanas.

Normas