BCE

Recado de Draghi a Trump: “Si pones aranceles a tus aliados, ¿quiénes son tus enemigos?”

El consejo del banco retira por unanimidad la referencia a que podría elevar las compras de deuda

Felicita a Guindos pero afirma que es necesario un mayor equilibrio de género a todos los niveles

Mario Draghi, presidente del BCE.
Mario Draghi, presidente del BCE. EFE

El BCE ha sido muy claro respecto al riesgo de guerra comercial. En la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo de gobierno del banco, Draghi ha citado el proteccionismo como uno de los riesgos en auge para el crecimiento económico y, a preguntas de la prensa, ha insistido en que es "peligroso". "Cuando alguien impone aranceles a sus aliados, uno se pregunta quiénes son sus enemigos", apuntó, declarándose preocupado por el estado de las relaciones internacionales.

Ha añadido que el impacto directo de las medidas no será tan grande, pero que es un asunto relevante, dado que puede dar lugar a represalias y a que genera desconfianza. "Las disputas se deben resolver en mecanismos multilaterales". También señaló que medidas de este tipo hacen dudar de quién fija los tipos de cambio. Es el segundo recado de Draghi a Trump en las últimas semanas. En la reunión de enero afeó a la Casa Blanca el uso del lenguaje para condicionar la evolución del cambio del dólar. No ha sido el único recado de Draghi hoy: "Tengo dos preocupaciones, el comercio internacional y la desregulación financiera".

En relación a las elecciones italianas, Draghi ha sido más difuso apuntado que "no lo hemos discutido en el consejo de Gobierno, pero nuestras preocupaciones se centran en países con deuda elevada". Ha despachado las preguntas sobre el aumento del euroesceptisimo con la afirmación de que "el euro es irreversible. ¿Otra pregunta?".

Draghi ha sido preguntado por Luis de Guindos, citando el Día de la Mujer y el hecho de que sea extremadamente raro ver a mujeres en el consejo de gobierno del banco. "Tristemente, el equilibrio de género debe ser mejorado, a todos los niveles", ha dicho. "Pero permítanme felicitar a Luis de Guindos, cuyo nombramiento ha sido aprobado por el consejo de gobierno. va a ser un buen colega", ha afirmado. Ha adelantado medidas concretas que tomará el banco para mejorar este equilibrio de género. Sobre el perfil político de Guindos ha respondido que "no hemos pensado en eso".

Tipos estables

El BCE no ha tocado los tipos de interés en la reunión mantenida hoy por parte del consejo de Gobierno del banco. No había ninguna opción a que ello sucediese, dado que el banco lleva señalando desde hace años que no subirá tipos por un largo periodo de tiempo y que, además, tampoco hay motivos para bajarlos más. De este modo, las referencias principales están inalteradas. La tasa principal de interés está en el 0%, la facilidad marginal de crédito (préstamos a los bancos a un día) en el 0,25% y la facilidad marginal de depósito, en el -0,40%.

No obstante, el BCE ha modificado su mensaje sobre las compras de deuda: el programa durará hasta septiembre o más allá, por 30.000 millones al mes y reinvertirá los vencimientos de deuda. No obstante, el banco ha retirado la referencia a la posibilidad de aumentar la cantidad que se adquiere, coletilla que se conserva desde que se anunciara el pasado año su reducción y el posible final de este programa en septiembre.

La modificación menor (aumentar el programa era una opción extremadamente lejana) pero que supone un movimiento táctico del banco, que intenta aplacar las presiones para limitar el programa de adquisiciones. Draghi sí ha mantenido vigente la opción de prorrogar el programa más allá de septiembre, algo que los halcones han pedido limitar. Ha destacado, a preguntas de la prensa, que la decisión es unánime (es decir, no ha sido una imposición de parte del consejo de gobierno) y no tiene implicaciones inmediatas sobre otros aspectos (como la duración del programa).

Las perspectivas de crecimiento para la eurozona se han revisado levemente al alza, del 2,3% al 2,4% en 2018, sobre la previsión de diciembre. La de 2019 y 2020 se mantienen en el 19% y 1,9%. Las previsiones de inflación se han mantenido en el 1,4% para 2018 y 1,7% para 2020, rebajándose una décima, del 1,5% al 1,4%, la de 2019. El BCE no ha hecho particular énfasis en el nivel de riesgo derivado de la subida del euro.

Draghi ha explicado que las perspectivas de inflación siguen siendo bajas pese a la positiva inercia económica. Por este motivo el BCE mantiene tanto los tipos de interés en el 0% (así estarán hasta bastante después de acabar el programa de compras de deuda) y el propio programa de adquisiciones.

Normas