Toyota dejará de vender coches diésel en Europa este año

Achaca esta decisión a la "fuerte demanda" por los modelos híbridos

El 41% de las ventas de Toyota en Europa son ya de híbridos

Toyota
Zona de Toyota en el Salón de Ginebra.

La empresa automovilística japonesa Toyota dejará de vender sus motores diésel en Europa a finales de este año, debido a la "fuerte demanda" por parte de los clientes de las versiones híbridas en sus principales modelos.

En un comunicado, el fabricante nipón ha destacado que la tercera generación del Auris, que se fabricará en la planta de Burnaston (Reino Unido) a partir del año que viene, contará con dos propulsores híbridos (1.8 litros y 2.0 litros) y otro de gasolina (1,2 litros Turbo).

El motor 1.2 litros Turbo de gasolina con turbocompresor tiene cuatro cilindros, inyección directa y entrega 116 CV de potencia, ha destacado la compañía.

Por su parte, el propulsor híbrido de 1.8 litros se corresponde con la cuarta generación de este motor, entrega 122 CV de potencia; mientras que el de 2.0 litros se incorpora como oferta y entrega 180 CV de potencia.

El presidente y consejero delegado de Toyota Motor Europa, Johan van Zyl, ha señalado que "el mix de híbridos de Toyota en turismos equivale a la proporción de diésel que tenía la marca en 2015", al tiempo que ha añadido que "desde entonces, las ventas de vehículos híbridos han superado sustancialmente a las de diésel".

En 2017, los vehículos híbridos representaron el 41% de las ventas totales de Toyota Motor Europa (TME), un 38% más que el año anterior, hasta 406.000 unidades; mientras que en 2017 el mix de motores diésel de Toyota en turismos en Europa fue inferior al 10%.

Normas