Powell gana margen de maniobra político

El jefe de la Fed maneja hábilmente su primera comparecencia ante el Congreso de EE UU

El jefe de la Fed maneja hábilmente su primera comparecencia ante el Congreso de EE UU
El jefe de la Fed maneja hábilmente su primera comparecencia ante el Congreso de EE UU

Jerome Powell está ganando margen de maniobra gracias a su saber hacer político. El nuevo presidente de la Fed manejó con habilidad el martes su primera comparecencia en el Congreso de EE UU desde que asumió el cargo. Dijo que las perspectivas económicas han mejorado los últimos meses y habían dejado de lado la preocupación por la volatilidad del mercado.

Eso puede explicar por qué después de sus palabras el bono a 10 años subió cinco centésimas y la Bolsa cayó ligeramente. Pero Powell hizo hincapié en la continuidad de los aumentos graduales de tipos de su predecesora Janet Yellen y en la sucesiva reducción del balance de la Fed. Y describió repetidamente el objetivo de inflación del 2% como simétrico.

Esa palabra también aparece en las actas de la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto, publicadas el 21 de febrero. El índice PCE de inflación lleva subiendo a una tasa inferior al 2% desde que la Fed lo fijó como objetivo de inflación en 2012. Las actas revelaron la preocupación entre varios miembros del Comité por que las expectativas de inflación están a la baja. Querían que la Fed enfatizara que el objetivo es simétrico, lo que implica que los precios puedan subir a un ritmo más rápido que el 2% sin desencadenar necesariamente una respuesta del regulador. Algunos incluso sugirieron cambiar a un rango objetivo para compensar la baja inflación pasada.

Yellen tuvo problemas con eso mismo. La ironía es que un banquero moderado designado por los republicanos como Powell podría estar mejor situado para garantizar que el objetivo sea realmente simétrico. Su comparecencia sugirió que es posible que disfrute de una mejor relación con el Congreso, controlado por los republicanos, que su predecesora. Algunos legisladores también insinuaron que los antecedentes de Powell en banca y capital privado son bienvenidos después de décadas de académicos. Su capacidad de hablar casi sin jerga no viene mal, ciertamente.

Un Congreso algo más entusiasta podría significar que el FOMC se enfrentara a una reacción regulatoria menor si permitiera que la inflación subiera un poco. Esa decisión puede llegar más pronto que tarde. Después de años por debajo de su objetivo, la Fed actuaría con negligencia si no permitiera al menos un poco de simetría.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas