PharmaMar engrosa sus pérdidas hasta los 26,7 millones

La farmacéutica reduce los ingresos de la división oncológica un 4%

La división química de pinturas crece un 3,4%

José María Fernández Sousa-Faro
José María Fernández Sousa-Faro

La compañía farmacéutica española PharmaMar engrosó sus pérdidas en 2017, un 11% mayores, hasta los 26,7 millones de euros según refleja el resultado neto presentado este miércoles por la compañía a la CNMV. En los dos últimos años suman 50,9 millones en números rojos.

La compañía presidida por José María Fernández de Sousa-Faro vio como también caían sus ingresos, hasta 179 millones (-1%). Se vio lastrado por su principal negocio, el de oncología, en el que su único fármaco Yondelis redujo un 4% las ventas hasta 179,3 millones.

Solo el tradicional negocio de química de gran consumo, de pinturas bajo su marca Xylazel, creció un 3,4%, con 72 millones en ventas.

Mientras, la empresa siguió invirtiendo más en I+D, concretamente un 0,3% adicional, hasta 71,2 millones, debido a la importancia en los ensayos clínicos para desarrollar nuevos medicamentos. Precisamente la compañía ha recibido en los últimos meses dos noticias negativas, tras rechazar la Agencia Europea del Medicamento el registro de su antitumoral Yondelis, y después de presentar datos médicos poco positivos para su siguiente antitumoral, llamado Zepsyre.

Por otra parte, la remuneración del presidente de PharmaMar del pasado año fue de 1,582 millones de euros, menor que los 1,666 millones de 2016.

Normas