El negocio internacional dispara el beneficio de Amadeus

Ganó 1.116 millones en 2017, un 22,5% más

La deuda se reduce a 1,12 veces ebitda

Luis Maroto, consejero delegado de Amadeus
Luis Maroto, consejero delegado de Amadeus

Amadeus sigue creciendo en paralelo al buen momento del turismo y del negocio de las aerolíneas. La multinacional española obtuvo en 2017 un beneficio ajustado de 1.116,1 millones de euros, lo que supone un aumento anual del 22,5%. Los ingresos subieron un 8,5% hasta los 4.852 millones de euros y el ebitda lo hizo un 9,7% hasta los 1.865 millones de euros. El mayor crecimiento del ebitda frente al de la deuda ha permitido a la compañía, según la información remitida a la CNMV, continuar en su proceso de desapalancamiento, lo que le ha llevado a cerrar con un endeudamiento de 1,2 veces deuda contra ebitda. El pasivo financiero cerró el pasado ejercicio en 2.083 millones de euros, 1,12 veces el ebitda, dos centésimas menos que el porcentaje registrado en 2016.

Las reservas y las soluciones tecnológicas, los dos grandes negocios de Amadeus, crecieron con fuerza. El negocio de distribución aportó unos ingresos de 3.137 millones (el 64,7% del total), con un crecimiento del 6,3% de las reservas en Asia-Pacífico y Latinoamérica, a tasas de dos dígitos. Pese a ello, Europa Occidental sigue siendo la parte más importante, con un tercio de las reservas. Cristina Fernández, directora de relación con inversores de Amadeus, destacó que el negocio estuvo apoyado por un crecimiento subyacente de la industria. “En el cuarto trimestre hemos firmado 26 acuerdos con aerolíneas, cerrando el ejercicio con un total de 51 nuevos contratos, muchos de ellos de compañías de bajo coste, el segmento que más está creciendo. De hecho, nuestros sistemas tienen a 110 aerolíneas low-cost”, remarcó en una conferencia.

Las soluciones tecnológicas aportaron el otro tercio del negocio y crecen con más fuerza (un 10,5% anual) que las reservas, en gran medida por la integración de las soluciones de Amadeus en los sistemas de un gran número de aerolíneas durante el pasado ejercicio. Entre ellos, la compañía destaca la migración de vuelos domésticos de Southwest Airlines, de Malaysia Airlines, Kuwait Airways (todas ellas en la plataforma Altea) y también resalta la contratación de ese mismo paquete por parte de Air Canada o Flybe, la aerolínea regional más importante de Europa. La compañía recalca que cerró el pasado ejercicio con 199 aerolíneas que ya habían contratado alguna de las dos plataformas y que 195 ya lo habían implantado.

Amadeus prevé que 2018 será otro buen ejercicio para el negocio aéreo. Fernández precisó que las previsiones que maneja la compañía apuntan a que tanto los ingresos como el ebitda “crecerán a un dígito, pero en la franja alta”, en línea con lo sucedido en 2017 (los ingresos crecieron un 8,5% y el ebitda un 9,2%”. Del mismo prevé que el endeudamiento seguirá controlado, con una previsión sobre ebitda de entre 1 y 1,5 veces.

Respecto a la relación con los accionistas, la compañía augura que mantendrá un pay-out del 50%. En junio de 2018 someterá a la aprobación de la junta general de accionistas el reparto de un dividendo a cuenta de 0,48 euros por acción, que ya fue abonado el pasado 31 de enero. En esa línea de remuneración extraordinaria a los accionistas también se enmarca el programa de recompra de acciones con un techo de 1.000 millones de euros o el 5,69% del capital social de la compañía. El programa se ejecutará en dos tramos de 500 millones: el primero es no cancelable y será válido desde el 1 de enero de 2018 hasta el 31 de marzo de 2019; el segundo sí será cancelable a discreción de la compañía y se podrá ejecutar entre el 1 de abril de 2019 hasta el 31 de marzo de 2020.

Normas