El beneficio neto de Meliá creció un 27,8% en 2017

Registró una facturación de 1.885 millones, un 4,6% más

El ingreso medio por habitación encadena treinta trimestres al alza

Meliá

La primera hotelera de España se aprovechó del gran momento del turismo en España, donde llegaron 81,8 millones de viajeros extranjeros, y en el mundo, donde se produjeron 1.322 millones de desplazamientos. Melia Hotels Internacional obtuvo un beneficio neto de 128,72 millones de euros durante el pasado ejercicio, un 27,8% más que el registrado en 2016. Este último año estaba ya considerado un hito dentro de la historia de la compañía porque fue la primera vez en la que se superaron los 100 millones de euros de beneficio.

"Meliá ha obtenido unos resultados muy positivos, beneficiándose no solo de un entorno excepcional para la industria turística a nivel global, sino de los frutos de de su consistente estrategia de negocio y de la profunda transformación digital y cultural que estamos liderando”, apuntó el vicepresidente y consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer Jaume.

La mejoría en el beneficio ha venido impulsada tanto por el crecimiento de las ventas como de la rentabilidad. En 2017, el volumen de negocio creció un 4,6% hasta los 1.885 millones de euros. Si a esa cifra se le unen las ventas generadas en todos los hoteles de la marca Meliá (ya sea en modelo de gestión, propiedad o alquiler), la cifra supera los 2.672 millones de euros. En paralelo, el ingreso medio por habitación disponible, el principal indicador de rentabilidad del sector hotelero, subió un 5,6% en 2017, encadenando 30 trimestres al alza, tal y como subraya la hotelera.

El objetivo para este año es incorporar 30 nuevos establecimientos a la cartera de Meliá, todos ellos bajo el modelo de gestión. En una entrevista reciente con Cinco Días, Escarrer apuntaba que había muy buenas oportunidades para seguir creciendo en España. “Menos del 14% de los hoteles está afiliado a grandes cadenas. Hay muchos hoteles pequeños y medianos independientes, en su gran mayoría de segunda generación, sin marca, atributos y distribución, que pueden ganar con la gestión de Meliá”, subrayaba.

La deuda sigue por debajo de dos veces ebitda por segundo año consecutivo

Pese a ese crecimiento, la hotelera subraya que se ha conseguido por segundo año consecutivo mantener el endeudamiento por debajo de una ratio de dos veces ebitda. Este indicador cerró el pasado ejercicio en 310 millones, mientras que el pasivo creció un 9,4% hasta los 594 millones. “Estamos mejorando el compromiso de situarla entre las 2 y las 2,5 veces y ratificando la firme voluntad de Meliá de mantener una saludable situación financiera. La compañía se muestra especialmente satisfecha por el valor generado para sus accionistas, al haberse incrementado el beneficio por acción un 240% en los últimos cuatro años”, recalca en un comunicado

Normas