Gestamp ganó 240 millones de euros en 2017, un 8,3 % más

La facturación aumentó un 8,6%

Reconoce una caída del negocio en Norteamérica por gastos de lanzamiento

Gestamp ganó 240 millones de euros en 2017, un 8,3 % más

La empresa española de componentes para el automóvil Gestamp ganó 239,7 millones de euros en 2017 frente a los 221,3 que obtuvo el año anterior, lo que supone un aumento del 8,3 %.

En el pasado ejercicio, la cifra de negocio de Gestamp alcanzó los 8.201,6 millones de euros frente a los 7.548,9 millones de facturación que registró en 2016, según ha comunicado hoy la empresa en una nota a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esta cifra supone un aumento de un 8,6 % en la facturación de la compañía en 2017, su primer año en el mercado continuo desde que debutó el pasado 7 de abril.

A tipo de cambio constante el incremento de las ventas hubiera sido del 11 %, ha destacado la compañía. Durante 2017, Gestamp registró un resultado bruto de explotación de 889,9 millones de euros, un 5,8 % más en comparación con el año anterior, a pesar del impacto de los costes no recurrentes en la región de Norteamérica. El aumento del ebitda, a tipo de cambio constante, hubiera sido de un 8,8 %, "por encima del las previsiones revisadas de septiembre", ha apuntado Gestamp.

El beneficio operativo neto (ebit) ascendió a 484,7 millones de euros en 2017, un 4,8 % más en tasa interanual, al mismo tiempo que también el beneficio neto creció un 8,3 %, hasta 239,7 millones de euros.

La compañía tenía una deuda neta de 1.897,9 millones de euros al término de 2017 -alrededor de dos veces el ebitda, en línea con la orientación de la compañía- frente a 1.632,6 millones en 2016, un 16,2 % más. Las inversiones sumaron 796 millones de euros en 2017, un 9,8 % más en comparación con los 724,7 millones de un año antes y lo que supone un ratio de un 9,7 % sobre los ingresos.

Más de la mitad de esta inversión se ha dedicado a proyectos de crecimiento, "fundamentalmente en Norteamérica, aunque también en otras geografías", ha apuntado la compañía. Los resultados de 2017 han sido impulsados por el "buen rendimiento en casi todas las regiones así como la recuperación de las operaciones de Gestamp en Norteamérica, en línea con las expectativas", ha subrayado la compañía.

Así, por regiones, los ingresos de Gestamp crecieron un 8,3 % en Europa occidental, hasta 4.011 millones de euros; un 21,4 en Europa del Este (1.043 millones); un 40,1 % en Mercado Común del Sur-Mercosur- (562 millones); y un 6,2 % en Asia (1.102 millones). Sin embargo, los ingresos cayeron un 4,1 % en la región de Norteamérica (NAFTA), hasta 1.483 millones de euros, y el ebitda bajó un 26,3 % debido, ha explicado Gestamp, a "los mayores costes de lanzamiento" comparados con 2016, las menores ventas por cambios de modelos previstos y los costes extraordinarios de lanzamiento ya anunciados que han impacto en los últimos dos trimestres.

El consejero delegado, Francisco López Peña, ha apuntado que el crecimiento ha estado impulsado por "sólidas dinámicas" macroeconómicas y sectoriales, así como por el buen volumen de los programas existentes y el lanzamiento de nuevos proyectos. López Peña ha asegurado que la compañía está en "un progreso constante en el plan de acción implementado en Norteamérica para resolver los problemas de costes no recurrentes" en la región.

El presidente ejecutivo, Francisco J. Riberas, ha afirmado que "volúmenes estimados en la cartera de pedidos cubren más del 90 % de los ingresos previstos hasta 2020". Entre los hitos de la compañía más recientes, los responsables han recordado durante la presentación de los resultados ante los analistas la reciente creación de la filial conjunta con la compañía china BHAP, filial del fabricante BAIC.

Han destacado también su entrada en Marruecos y la adquisición de una nueva planta en Brasil que suministrará al fabricante nipón Toyota y que refuerza su estrategia de crecer con clientes japoneses. En línea con ese objetivo, Gestamp está construyendo una nueva planta en Japón, que será la primera de la compañía en el país y está previsto que empiece a operar en el segundo semestre de 2018; además, inauguró un nuevo centro de I+D en Tokio a finales del año pasado.

Está construyendo una planta en Nitra (Eslovaquia) que abrirá este año y se encargará principalmente de fabricar piezas de aluminio. Gestamp tiene actualmente siete plantas en construcción, incluyendo Japón, Estados Unidos, México, Eslovaquia, el Reino Unido y Marruecos.

Para 2018, Gestamp espera un crecimiento de los ingresos de "niveles altos de un dígito" y una subida del ebitda "ligeramente superior a los ingresos". La deuda y la inversión prevé que se mantenga "en línea con 2017".

Normas