Cabify acelera con su nuevo presidente mundial

El mexicano Ricardo Weder, con experiencia en HSBC y varias consultoras, pilotará el crecimiento de la compañía

Ricardo Weder, nuevo presidente de Cabify
Ricardo Weder, nuevo presidente de Cabify

Ricardo Weder (Ciudad de México, 5 de marzo de 1982) ha acumulado rápidamente una gran cantidad de poder en la empresa, aún emergente, Cabify, en la que entró hace justo tres años. Será a partir de ahora su presidente, tras una amplia renovación del equipo directivo.

Casado y en espera del pronto nacimiento de su primera hija, es un “ávido lector” que también disfruta de su tiempo libre “al lado de la familia, practicando tenis y fútbol”, cuenta. Además, ha formado parte de consejos de inversión, consejos editoriales y se ha dedicado a la docencia.

Es mentor de la organización sin ánimo de lucro dedicada al emprendimiento Endeavor: siempre ha sido un apasionado de la tecnología y de la creación de empresas, desde que estudió Ingeniería Industrial en la Universidad de Monterrey. “Fue el momento en el que comienzo como emprendedor, fundando algunas pequeñas empresas, experiencias que me llevan a fomentar a lo largo de toda mi carrera el emprendimiento y el intraemprendimiento”, es decir, la actividad emprendedora que se realiza dentro de una organización ya existente, con el fin de fomentar el empleo y la competitividad.

Empezó su carrera profesional en la tecnológica 3M como becario de consultoría. Luego pasó a PriceWaterhouseCoopers y a JP Morgan, hasta que en 2009 entró como director de planificación estratégica para Latinoamérica del banco, con sede en Asia, HSBC. Un año después sería nombrado vicepresidente de dicha división. Su jefe entonces, José Miguel Quintana, destaca en el perfil de Linkedin de Weder que este tiene “mucha energía, dinamismo y visión estratégica”.

Para Weder, haber estado en diversas empresas le dio “la oportunidad de entender el funcionamiento integral de una organización, así como la importancia de estar alineados y del impacto que cada área/proceso tiene sobre los demás. El aprendizaje más relevante ha sido que la cultura es el corazón de una empresa y debe estar centrada en la gente”.

En 2012-13 cursó un MBA en la Universidad de Mannheim (Alemania). “Fue cuando decidí dedicarme a solucionar problemas por medio de la tecnología; es así como llego a la industria de la movilidad y empiezo a trabajar para ser un actor de cambio”.

Así que en 2014 entró en Rocket Internet, empresa alemana especializada en crear startups online. En concreto, fue director para México de Easy Taxi, una app para llamar taxis de origen brasileño utilizada en 30 países de Latinoamérica, Oriente Próximo y África. Easy Taxi ha sellado hace poco una alianza con Cabify.

Así que Weder contaba ya con experiencia y conocimiento del mundo del transporte urbano cuando en enero de 2015 fichó como CEO para México de Cabify, la empresa española que pone en contacto a conductores con licencia VTC con los usuarios.

También asumió en ese momento el cargo de jefe global de crecimiento. Luego fue nombrado director general para Latinoamérica, seguidamente jefe operativo mundial, y por fin CEO en agosto del año pasado, puesto que ostentaba hasta ahora. En la casa se daba por hecho su nombramiento como presidente desde entonces, prácticamente.

Weder ha dirigido la expansión de la compañía, alcanzando un crecimiento acumulado del 7500% en tres años y pasando de operar en cinco ciudades a más de 35 de 11 países. “Cabify es la empresa del sector con más ritmo de crecimiento en la región y nuestro objetivo es seguir consolidando nuestra presencia en los mercados en los que estamos y seguir innovando en el servicio y la seguridad”, ha señalado Weder tras su nombramiento, destacando también el potencial del mercado europeo.

Su ascenso en la compañía ha ido en paralelo al vertiginoso crecimiento de la misma en países como Brasil, que en ocasiones ha ido acompañado de ciertos ajustes y desajustes estructurales, entre ellos el despido de 100 de sus empleados; ahora cuentan con 1.800. Como es habitual en este tipo de empresas, al mismo tiempo está contratando nuevos perfiles tecnológicos. Además, cuenta con cientos de miles de conductores en su plataforma.

Alguien que ha coincidido con Weder en Cabify dice que, aunque se apoyó en gente de la casa, en ocasiones se notaba que no era experto en algunos de los muchos asuntos que se habían colocado bajo su responsabilidad. Weder está especializado en finanzas y negocio.

El puesto de consejero delegado lo asumirá el hasta ahora jefe de operaciones, el cofundador de la empresa Vicente Pascual. Ambos dependerán directamente de Juan de Antonio, fundador y consejero delegado del Grupo Maxi Mobility, matriz de Cabify.

Weder deberá conducir el coche de Cabify mientras esquiva la oposición de los taxis tradicionales, negocia con las autoridades por las licencias y con los conductores por las condiciones laborales. Tendrá que mirar a los espejos retrovisores de continuo.

 

Una empresa con siete años de edad

Fundada en 2011 en Madrid, Cabify se expandió a los pocos meses de su creación a América Latina y está presente en México, Panamá, República Dominicana, Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Chile y Argentina. Su equipo es casi enteramente de estos países.

La nueva estructura directiva llega tras cerrar la compañía una ronda de financiación de 160 millones de dólares (130,6 millones de euros). La firma, que ha superado los 1.000 millones de dólares en valor, ha recibido el apoyo de inversores como Rakuten Capital, The Venture City o Endeavor Catalyst.

Normas