Los proveedores de Apple se tambalean

Sus suministradores asiáticos han caído en Bolsa por los malos números del iPhone X

La pleamar de Apple elevará menos los barcos de suministro asiáticos. El decepcionante volumen de ventas del iPhone X ha dejado a Foxconn y otros proveedores tambaleándose. Las expectativas, que eran especialmente altas, pueden dificultar la recuperación para muchos. Algunos, sin embargo, deberían estar mejor colocados para beneficiarse de unas ventas más reducidas, pero más rentables.

Pronosticar la demanda que tendrán los productos de Apple es más un arte que una ciencia. El sigiloso gigante de Cupertino (California) dijo a principios de este mes que el iPhone X había superado las expectativas. Pero las señales divididas de los fabricantes han aumentado la preocupación sobre los recortes de producción del smartphone de 999 dólares. Un informe de Nikkei de la semana pasada indicó que Samsung reduciría a la mitad este primer trimestre la producción de pantallas del dispositivo de Apple.

Estas preocupaciones han pesado en otros fabricantes de componentes. Las acciones de Foxconn, el ensamblador taiwanés del iPhone, han caído un 15% en los últimos tres meses. Largan, dependiente de Apple, para la que produce lentes para cámaras de reconocimiento facial, ha perdido más de un 20% de su valor de mercado.

Ya se había dado antes un escepticismo parecido, pero las actualizaciones de Apple suelen invertir la tendencia del precio de las acciones de los proveedores. Con tres nuevos iPhones previstos para la segunda mitad de 2018, sería razonable pensar que Foxconn y otros fabricantes puedan repuntar.

Las acciones de Foxconn han caído un 15% en tres meses y las de Largan, un 20%

Sin embargo, el destino de Apple y sus proveedores se ha bifurcado, en parte por los recortes fiscales a las empresas aprobados por Washington. La esperanza de una mayor rentabilidad del capital para los accionistas ha compensado, en gran medida, los reveses en las ventas.

Aun así, el pesimismo de los inversores ha sido un tanto indiscriminado. Las lentes de Largan deberían tener una gran demanda. Lo mismo ocurre con las piezas de sonido producidas por AAC Technologies. Estos componentes serán más costosos para los modelos más nuevos y, por tanto, podrán resistir una caída de las ventas, pero muchos otros quizás no.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, deElisa Castillo Nieto, es responsabilidad de CincoDías.

Normas