Atlantia gana siete meses para pelear por el control de Abertis

La junta extiende el plazo de la ampliación de capital para atender el pago en acciones

La italiana relaja el periodo de no disposición del papel que entregaría a los partícipes de la española

Atlantia gana tiempo
Giovanni Castellucci, consejero delegado de Atlantia.

Los accionistas del grupo de infraestructuras Atlantia han hecho piña para conceder a la compañía italiana mayor margen temporal en el intento de conquista de Abertis. El consejo ha vuelto a llevar el proyecto de opa a una junta, esta vez extraordinaria, para extender la ejecución de la ampliación de capital con que se pagaría parte de la adquisición a los partícipes de Abertis. El plazo salta del 30 de abril al 30 de noviembre.

El consejero delegado de Atlantia, Giovanni Castellucci, ha explicado durante su intervención que el retraso en la liquidación de la opa, presentada el 15 de mayo, era imprevisible. El 19 de octubre salió a escena la oferta competidora de la constructora alemana Hochtief, con lo que fue paralizado el plazo de aceptación de la opa italiana. En la actualidad, la CNMV ultima el análisis de la opa formulada por la filial de ACS. Una vez autorizada, se lanzaría el periodo de aceptación para las dos pujas en liza.

Otro de los puntos aprobado puede leerse como mejora en las condiciones de la oferta. Atlantia había puesto en cuarentena las acciones de nueva emisión que fueran a manos de los inversores de Abertis hasta febrero de 2019. Una fecha fija para la no disposición de ese papel que ha sido levantada y sustituida por un período de 90 días a partir de la emisión de las citadas acciones procedentes de la ampliación de capital.

La oferta de Atlantia por Abertis incluye una condición suspensiva de la opa si el canje en papel, que fue limitado en un 29% del capital de la concesionaria española, se queda por debajo del 10% del capital. Un umbral mínimo que Hochtief ha fijado en el 19% y que Atlantia podría eliminar en su esperado intento de superar la oferta de Hochtief.

Mientras se espera una inminente aprobación por parte del regulador bursátil a la opa alemana, el ministerio de Energía analiza si da permiso al cambio de control en el operador de satélites Hispasat, filial de Abertis considerada estratégica por el Estado español. Tanto estos controles como la batalla que el Gobierno podría abrir con la CNMV por autorizar la opa italiana sin el permiso previo de ambos ministerios, hacen imposible prever la fecha final del combate por la mayor concesionaria española de autopistas.

Atlantia esperará a la aprobación de la oferta competidora para anunciar cualquier modificación en el precio o estructura de su opa. De momento, la italiana ofrece 16,50 euros por título y la germana rebajará su precio de 18,76 a 18,36 euros por acción con el fin de descontar el dividendo de 0,40 euros que Abertis aprobará en la próxima junta de marzo.

Normas