Santander exige a Ron que le devuelva 12,8 millones que le pagó Popular

Extiende la petición a Mapfre, aseguradora que suscribió la póliza

Saracho cobró 4,5 millones de euros por sus tres meses de presidente

banco popular

Banco Santander ha reclamado al expresidente de Banco Popular Ángel Ron y al que fuera su segundo, Francisco Gómez, 21,9 millones de euros de las cuantías que les fueron abonadas en concepto de prejubilación a su salida de la malograda entidad.

Así figura en la memoria auditada de Popular, auditada por PwC, que fue remitida este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por Banco Santander, quien se hizo con Popular, por un euro simbólico, el pasado 7 de junio después de que la entidad fuera resuelta por las autoridades europeas.

En concreto, la entidad que preside Ana Botín ha solicitado a Ron que devuelva los 12,8 millones de euros que le abonó mediante una póliza de seguros externalizada con la aseguradora Mapfre, a la que Santander extiende la reclamación. La entidad pide al expresidente de Popular el dinero que cobró por marcharse anticipadamente aunque respeta el acuerdo de compensación por jubilación al que accedería al alcanzar la edad de retiro.

En paralelo, Santander reclama a Gómez, que fue consejero delegado del banco durante buena parte de la última etapa de Ron como presidente, los 9,004 millones de euros que le abonó como prejubilación, también mediante una póliza de Mapfre.

Por otra parte, Banco Santander reclama a Ron, Gómez y a Francisco Aparicio el reintegro de 138.338 euros que recibieron en 2016 en concepto de retribución variable en efectivo de ejercicios anteriores.

El informe publicado ayer revela que Ron cobró 218.000 euros en 2017 por su cargo de presidente de la entidad hasta que fue relevado por Emilio Saracho el 20 de febrero de aquel año. A su vez, el documento detalla que Saracho recibió 4,477 millones de euros por su labor como máximo responsable de Popular desde dicha fecha hasta el 6 de junio, cuando el banco desapareció como tal.

Semejante suma se explica en buena medida porque el fichaje del banquero, entonces vicepresidente de JP Morgan, costó cuatro millones de euros. En paralelo, el consejero delegado Ignacio Sánchez Asiaín percibió 144.000 euros en 2017, mientras su antecesor, Pedro Larena, cobró 365.000 euros ese mismo año. En total, la antigua cúpula de la entidad cobró 5,5 millones de euros en los últimos cinco meses y seis días de vida de Popular.

Normas