Futbolistas que dan juego a los despachos

El deporte despierta pasiones y mueve cifras millonarias

Especialistas en delitos económicos defienden a los deportistas en los tribunales

Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo Getty Images

Los futbolistas de élite necesitan a menudo de un buen abogado. Problemas con el fisco, sanciones administrativas, o, simplemente, el día a día de la gestión de su carrera profesional. El deporte rey mueve cifras millonarias, y supone un negocio muy atractivo, una industria alrededor de las pasiones que despierta. Los jugadores son, además de deportistas, una imagen rentable para los publicistas, un codiciado fichaje en el mercado de contrataciones para los clubes e, incluso, líderes de opinión de enfervorizadas aficiones.

Abogados, asesores fiscales, agentes, representantes y especialistas en derechos de imagen son casi tan habituales en la prensa deportiva como sus famosos clientes. Un crack del balón necesitará de los servicios de todo un equipo multidisciplinar. Además de expertos en derecho deportivo, fiscal, laboral, mercantil, los abogados de los futbolistas deben hablar varios idiomas, y cuidar el trato personal y la confianza con los deportistas.

Asesores fiscales y penalistas

Los futbolistas contratan asesores fiscales y financieros para gestionar, optimizar sus ganancias y cumplir con sus obligaciones fiscales al menor coste posible. A su vez, los expertos en finanzas trabajan para ampliar su clientela de deportistas bien pagados. Pero, tras los últimos casos de fraude fiscal, recordemos la condena a Messi o Mascherano y las denuncias a Ronaldo y otros conocidos jugadores, estos especialistas en finanzas están también bajo la lupa de Hacienda.

Julio Senn lleva, junto con su socio Javier Ferrero, los asuntos tributarios de varios jugadores del fútbol a través del despacho Senn Ferrero Asociados Sports & Entertainmen, firma que fundaron tras su paso por Garrigues. Vinculado en el pasado al club blanco, el antiguo director general del Real Madrid, asesoró a Cristiano Ronaldo durante la inspección fiscal a la que fue sometido el astro luso, relación profesional que finalizó cuando se presentó la denuncia por fraude fiscal. Senn Ferrero fue una de las firmas afectadas por los papeles de Football Leaks, y denunció el robo de miles de archivos con información sensible de sus clientes.

Desde que se inició el ‘caso Ronaldo’, el famoso número 7 del Real Madrid ha abandonado a sus antiguos asesores, el fiscalista

Carlos Osorio y Luis Correia, investigados por la jueza junto a su representante, Jorge Mendes, y ha fichado a PwC, una de las ‘big four’, para llevar sus asuntos fiscales. Quizá este caso, no parecido del todo al de Leo Messi, sea el primero en el que los profesionales que diseñan las estructuras fiscales de estos millonarios deportistas sean condenados por maniobras que estarían fuera de juego, o de la ley. Precisamente, la sentencia del Tribunal Supremo que condenó al jugador del Barça a 21 meses de cárcel por defraudar a Hacienda, ya les señalaba, considerando de “insólita” la actuación de las acusaciones al dejarles fuera del proceso.

Otro de los clientes de Julio Senn es Sergio Ramos, al que asesora en sus operaciones empresariales. Una de estas sociedades, una empresa que se dedica al alquiler de bienes inmobiliarios, cuenta con Senn como apoderado.

Una vez que la fiscalía llama a sus puertas, los jugadores amenazados con uno o varios delitos fiscales suelen acudir a reputados catedráticos y abogados especializados en delitos económicos para su defensa técnica, tratando de evitar las condenas. Enrique Bacigalupo, prestigioso catedrático de Derecho penal y ex magistrado del Tribunal Supremo, asumió la defensa legal de Messi en el proceso ante la Audiencia de Barcelona. Pese a los esfuerzos del letrado por exculpar al jugador, centrados en considerarle ajeno al manejo de las sociedades creadas por los expertos contratados, el relevo en la defensa ante el Supremo lo tomó Javier Sánchez-Vera Gómez-Trelles, del bufete madrileño Oliva y Ayala.

Por su parte, Cristiano Ronaldo, tras romper este verano con José Maria Alonso, socio de Baker Baker & McKenzie y actual decano del Colegio de Abogados de Madrid, se ha puesto en manos de José Antonio Choclán, director del bufete Choclán Montalvo para solventar sus problemas legales. Decidido a discutir técnicamente la acusación, se apoya también en Equipo Económico, el despacho que fundó el actual ministro Cristóbal Montoro. Choclán, exmagistrado de la Audiencia Nacional, es también el abogado de otras figuras acusadas por el fisco, entre ellas, el entrenador del Manchester United José Mourinho. Otros jugadores, como Marcelo, asesorado por Choclán, o Modric han seguido otra estrategia y han pactado con la Agencia Tributaria.

Agentes y expertos en la FIFA

No siempre el asesor fiscal es, además, el representante de estas figuras del balompié. Los agentes de los futbolistas consiguen traspasos y contrataciones, y pueden llegar a ser muy poderosos. En este terreno de juego sube la banda uno de los agentes más influyentes del mundo futbolístico, Jorge Mendes, que ha gestionado traspasos millonarios como el de Ronaldo o Mourinho. Tras su imputación en el ‘caso Ronaldo’, acusado de asesorar evasión fiscal, el eurodiputado de Los Verdes, Ernest Urtasun, pidió que le fuera retirada la Licencia FIFA. Agentes, clubes y organismos como la UEFA y la FIFA están en el punto de mira del Parlamento Europeo. En este contexto, los socialistas han propuesto que los condenados por fraude queden fuera de la competición por un tiempo.

Además, las estrellas del balón o sus clubes precisan fichar a expertos especialistas en derecho deportivo que sepan moverse como pez en el agua en los intrincados procedimientos sancionadores que se inician a instancias de las Federaciones nacionales o de la FIFA. La diferencia puede ser vital, tanto como jugar o no jugar un mundial. Juan de Dios Crespo, director del departamento deportivo de la firma Ruiz Huerta & Crespo Abogados, “salvó” la clasificación de Argentina consiguiendo que el Comité de Apelaciones redujese a dos partidos la sanción impuesta por la FIFA a Lionel Messi por insultar al árbitro en un Argentina-Chile. Este abogado, afincado en Valencia y uno de los mayores expertos en derecho deportivo, también asistió a Neymar en el traspaso al Paris Saint Germain (PSG).

Reclamo publicitario

El caso de Iker Casillas es el de la perfecta simbiosis entre jugador y equipo de abogados. Es la imagen publicitaria de Arriaga Asociados, despacho que defiende al guardameta en el ‘caso Bankia’. Gracias a Iker, presentado en la campaña como un personaje cercano, este bufete ha conseguido popularizar su frase “hagámoslo fácil”, acercando sus soluciones al gran público. A su vez, Casillas ha conseguido el soporte legal en su demanda contra Bankia por la Oferta Pública de Suscripción de acciones de 2011.

Futbolistas y abogados

  • Clemente Villaverde. 

    Clemente jugaba como defensa en el Atlético de Madrid de los años 80, y terminó su carrera como futbolista profesional en el C. D. Málaga. Abogado en ejercicio, desde que colgó las botas ha sido secretario general del Sindicato de Futbolistas (AFE), miembro del Comité de Apelación de la Real Federación Española, y, actualmente, es gerente y consejero del club Atlético. Fue socio colaborador en KPMG Tax & Advisory.

  • Maheta Molango. Este futbolista congoleño, nacido en Suiza, era una joven promesa del deporte rey cuando el Atlético se interesó en él. Jugó como delantero en varios equipos ingleses antes de recalar de nuevo en Madrid. Molango nunca abandonó los estudios, se graduó en Ciencias Políticas en la Universidad Carlos III de Madrid y, más tarde, en el Washington College of Law. Durante un tiempo simultaneó su profesión en el F.C. Villanueva del Pardillo con su labor como abogado en Baker & McKenzie. Ha sido abogado del Getafe y, actualmente, es consejero delegado del Mallorca y miembro de la Junta Asesora de Baker & McKenzie en Madrid.
  • Alberto García Cabrera. Formado en la cantera del F.C. Barcelona, García Cabrera juega actualmente como guardameta en el Rayo Vallecano. Tiene un máster en Gestión Deportiva SBA Sport Business Administration del Centro de Estudios Garrigues, y actualmente estudia el grado en Derecho deportivo.
Normas