Promotores y banca prevén un ciclo inmobiliario alcista hasta 2022
EFE

Promotores y banca prevén un ciclo inmobiliario alcista hasta 2022

Las empresas esperan que no se pierda la prudencia porque el sector no se puede permitir una nueva burbuja

Los expertos advierten contra las compras de suelos muy caros basadas en revalorizaciones futuras de la vivienda

Las cifras no dejan de dar alegrías al sector promotor, y, por ende, también a la banca. Las ventas crecen, las grúas se multiplican y el crédito fluye; y, lo mejor, según los expertos, es que cada vez lo hace de forma más homogénea, o lo que es lo mismo, en más sitios del país.

Como se trata de un mercado en el que la ley de la oferta y la demanda funciona, los precios de las casas también evolucionan al alza, de forma mucho más moderada que en el pasado, eso sí, pero nada indica que vayan a frenarse. Tanto es así que promotores y expertos de la banca coinciden en que salvo catástrofe económica, el actual ciclo podría prolongarse otros cinco años a partir del actual, hasta 2022.

Ahora lo que más preocupa es que ese rally de los precios pueda llegar a desbocarse y desemboque en una coyuntura que haga resucitar los fantasmas del pasado. El director ejecutivo de Empresas de Caixabank, Luis Cabanas, lo dijo ayer en Madrid. “No podemos permitir que se vuelva a producir otra burbuja en el sector inmobiliario”.

Cabanas hizo esta reflexión este jueves en el marco de la tercera edición del Encuentro de Financiación Inmobiliaria de Madrid (Efimad) que organizan la patronal de promotores de Madrid (Asprima) y Caixabank, donde además el presidente de dicha organización empresarial, Juan Antonio Gómez-Pintado, lamentó que durante los años de crisis el legislador no aprovechara para reformar la normativa de manera que se evitaran los problemas heredados del antiguo boom.

Destaca sobre todo la lentitud del proceso de desarrollo de suelo, la ineficiente gestión de las licencias o la excesiva judicialización que existe en este sector, lo que incrementa de forma alarmante la inseguridad jurídica. Carlos Casanovas, director corporativo de Negocio Inmobiliario de Caixabank, insistió en que todos los fundamentales de la economía son sólidos y mostró su deseo de que no se pierda la prudencia, “ahora que las cosas se están haciendo mejor”.

Entre los retos, promotores como Aedas o Aelca coincidieron en que la profesionalización del sector es ya una realidad, así como la industrialización del proceso constructivo. Los riesgos, volver a cometer errores como comprar suelos muy caros porque anticipan futuras revalorizaciones de la vivienda.

Normas
Entra en EL PAÍS