Los expertos prevén más volatilidad pero no ven peligrar el fondo alcista de la Bolsa

Desaconsejan lanzarse a la caza de gangas a corto plazo

La subida de los tipos, excusa para las ventas tras muchos meses de subidas

mercados financieros
Un hombre de negocios observa una pantalla que muestra indicadores financieros en Tokio (Japón). EFE

Los expertos coinciden en señalar que, en un mercado que había alcanzado niveles de vértigo, el temor ante el alza de tipos (reflejado en el mercado de bonos) ha sido el detonante de la caída de las Bolsas, además de la excusa para recoger beneficios. Pero no ven verdaderos motivos para poner en duda el fondo alcista de la Bolsa, que prevén continúe apoyado en la solidez de la economía global y en los buenos resultados empresariales. “No hay riesgo de que Estados Unidos entre en recesión. Todo lo contrario, con un crecimiento esperado del 5% en el primer trimestre (según la Fed de Atlanta) y unos balances sólidos de los hogares, las cifras resultan alentadoras.

Tampoco es el caso de Europa. Debe considerarse la reacción de un mercado que estaba mal posicionado en cuanto a las expectativas de inflación y de la Fed, y que ahora se reajusta”, explica Gero Jung, Economista Jefe de Mirabaud Asset Management. “El entorno macroeconómico es el mejor en la última década y no esperamos ningún shock económico”, añade Michael O’Sullivan, director de inversiones de Credit Suisse Banca Privada.

Para los analistas de Deutsche Bank, su visión positiva de la Bolsa se justifica en el alto crecimiento económico, en especial en EE UU, y la baja probabilidad de que se produzca una recesión en los próximos 12 meses. A esto se suma la solidez de los resultados empresariales. “Un 82% de las compañías del S&P que han reportado sus cifras lo ha hecho por encima de lo esperado, lo que supone el porcentaje más alto desde 2007”, añaden en Deutsche Bank, donde descartan que la Fed vaya a tomar decisiones precipitadas. “Todavía hay valor en la renta variable, aunque habrá momentos de volatilidad durante todo el año”, auguraban ayer en Deutsche Bank que, como muchas otras firmas, afirmaba no haber modificado su visión para la Bolsa.

La intensidad de las caídas en Wall Street el lunes, y su prolongación al día siguiente en Europa, deja de todas formas un claro mensaje de cara a los próximos meses: 2018 va a ser un año mucho más volátil. El índice Vix de volatilidad ya registró un fuerte repunte el puntos hasta los 50 puntos, algo desconocido desde 2015. “Prevemos más episodios de volatilidad pero creemos que las valoraciones en la renta variable deberían ser capaces de tolerar tipos de interés a los actuales niveles”, señala Shoqat Bunglawala, responsable de Global Portfolio Solutions de Goldman Sachs Asset Management, que se suma a la tesis de que las caídas bursátiles son una corrección de corto plazo, no un giro de mercado. “La negociación será agitada en los próximos días”, advierte O’Sullivan. Prueba de esa mayor inestabilidad fueron los vaivenes del Ibex, que llegó a recortar sus caídas al entorno del 1% durante la sesión y las idas y venidas de Wall Street.

Los expertos también apuntaban ayer al papel que, en situaciones de mercado como la actual, cobra la operativa automática en Bolsa, dominante en la pujante gestión pasiva en fondos de inversión. “Esta corrección era algo que podía ocurrir en cualquier momento dado el elevado nivel de sobrecompra y las exigentes valoraciones. No obstante, debemos destacar que nos sorprende la virulencia de la misma, algo que parece consustancial con los cada vez más abundantes sistemas de trading de alta frecuencia”, apuntan en Link Securities.

Oportunidades de compra

El panorama bursátil va a seguir siendo incierto en los próximos días y los gestores no animan a la caza inmediata de gangas. Tampoco a dejarse llevar por el pánico vendedor. “No es el momento de vender. Permanecemos neutros, pero es posible que aprovechemos esta bajada, dado el caso, para la recompra de acciones más adelante”, reconocen en Mirabaud Asset Management.

Desde Credit Suisse Banca Privada apuntan que la caída bursátil puede servir para que los inversores vuelvan a poner el foco con más atención en los valores fundamentales de las compañías. “Destacamos que las compañías europeas están cada vez más respaldadas por el crecimiento económico y de los beneficios”, añade la firma suiza.

Para Link Securities, lo más probable es que los índices estadounidenses entren en lo que se considera una corrección técnica, en la que los precios caen más del 10% desde el último máximo y para lo que aún restan recortes adicionales. “Una vez se estabilicen, creemos que van a surgir interesantes oportunidades”, concluyen.

Normas