Roche se refuerza en el trono de las grandes farmacéuticas

El laboratorio suizo crece más que sus rivales debido a los nuevos productos

Pfizer sufrió un impacto de más de 1.300 millones por pérdidas de patentes

farmacéuticas pulsa en la foto

Roche reforzó en 2017 la tendencia de liderazgo de los últimos meses al agrandar la diferencia en el trono de los laboratorios con más ventas en el mundo. La multinacional suiza comunicó ayer que su cifra de negocios del pasado año aumentó un 5% y se situó en 53.300 millones de francos suizos (45.994 millones de euros). Esa facturación hace distanciarse a la farmacéutica de sus dos inmediatos perseguidores: Pfizer y Novartis.

Severin Schwan, consejero delegado de Roche, destacó en la presentación de resultados que los nuevos medicamentos, como Ocrevus para la esclerosis múltiple, Tecentriq –de inmunoncología– y el medicamento contra el cáncer de pulmón Alecensa contribuyeron con 1.200 millones en ventas el pasado año, compensando en parte las pérdidas de patentes. “Estoy particularmente satisfecho con el exitoso lanzamiento de Ocrevus y Hemlibra y con las aprobaciones para indicaciones adicionales para Perjeta, Tecentriq y Alecensa. Estos medicamentos brindan beneficios sustanciales a los pacientes con enfermedades graves como la esclerosis múltiple, el cáncer y la hemofilia”, explicó el ejecutivo. A los buenos resultados también se suma la división de diagnóstico, que también crece en el entorno del 5%.

El problema de los últimos meses para Roche es la llegada de biosimilares (medicamentos biológicos que entran en el mercado cuando el original pierde la patente) que compiten contras sus costosos superventas. Es el caso de Mabthera (que facturó el pasado año 6.375 millones, un 1% más) o Herceptin (6.055 millones, un 3%), que comenzarán previsiblemente a ceder mercado ante la competencia y a bajar precios. En Europa, por ejemplo, los ingresos de Mabthera ya disminuyeron un 2%.

El inmediato perseguidor de Roche, es Pfizer, el fabricante estadounidense de Viagra, que sorprendió al mercado este martes con un incremento del beneficio del 195%, hasta los 17.138 millones, debido al impacto positivo por la reforma fiscal aprobada en EEUU.

La facturación del laboratorio alcanzó los 52.546 millones de dólares (42.223 millones de euros), un 1% menor que el año anterior.

La compañía presidida por Ian Read vio caer, por ejemplo, un 23% los ingresos de Viagra (hasta 967 millones) y un 16% en el producto antiinflamatorio Enbrel (hasta 1.970 millones). En el caso contrario, el antitumoral Ibrance se ha convertido en uno de las grandes fuentes de ingresos de la compañía (46% más, hasta 2.510 millones), junto a Lyrica (neurología), y la vacuna Prevenar.

“Con respecto a nuestro rendimiento de ingresos en 2017, (la división de innovación) fue impulsada por la fortaleza continua de varias marcas ancla, como Ibrance, Eliquis y Xeljanz, que actualmente han alcanzado posiciones líderes en el mercado con muchos años de protección de patente por delante”, señaló Read. La compañía, sin embargo, reconoció una merma en 1.355 millones en ventas por pérdidas de exclusividad en varios medicamentos.

El sector farmacéutico necesita constantemente lanzar nuevas innovaciones que, además de resolver necesidades médicas, aporten nuevos ingresos que compensen las perdidas de patentes y la competencia de los genéricos.

En el caso de Novartis, este laboratorio suizo ocupa el tercer puesto el ranking de ventas, con 49.100 millones de dólares (39.457 millones de euros), lo que supone un 1% de incremento interanual. Cosentyx (84%), Entresto (198%) y Revolade (37%), compensaron el impacto de la expiración de patente para el antitumoral Glivec, el fármaco superventas que cedió un 42%, hasta los 1.560 millones.

Refuerzo de Sanofi

La farmacéutica francesa Sanofi todavía no ha presentado resultados de 2017 –lo hará la próxima semana–, pero las previsiones recogidas por Reuters indican que se espera un incremento de un 5%, hasta los 35.557 millones de euros. En el primer mes de 2018 ya ha anunciado dos compras para reforzar su cartera de fármacos en investigación, con la adquisición de la biotecnológica belga Ablynx por 3.900 millones de euros, además de hacerse con el laboratorio estadounidense Bioverativ por 9.500 millones, su mayor operación desde 2011.

Por su parte, Janssen, la división farmacéutica del gigante Johnson & Johnson, fue la que más creció en 2017 en ventas, hasta los 29.130 millones, debido a la integración de la adquirida Actelion, que supuso cuatro puntos más en facturación.

Normas