La UE auditará las ayudas a las renovables en España

El Tribunal de Cuentas Europeo analizará la eficiencia de los subsidios en cuatro países

España y Polonia copan el 40% de las subvenciones europeas en eólica y solar

La UE auditará las ayudas a las renovables en España

El Tribunal de Cuentas Europeo ha anunciado este jueves el inicio de una auditoría para verificar la eficiencia de los subsidios nacionales europeos a las energías renovables. El escrutinio se llevará a cabo solo en cuatro países: España, Polonia, Alemania y Grecia.

Fuentes del Tribunal señalan que se ha elegido a España y Polonia porque en esos dos países se concentra el 40% de las ayudas comunitarias para proyectos de energía eólica y solar. La investigación revisará los subsidios concedidos a partir de 2009.

Los auditores europeos tienen previsto recabar información de las autoridades responsables de los regímenes de ayudas, así como visitas en persona a proyectos concretos de energías renovables en España y el resto de países investigados. Y sus informes pueden redoblar la vigilancia sobre unos subsidios que ya han estado varias veces en el punto de mira comunitario.

España modificó el sistema de ayudas en 2014 para hacerlo más competitivo a la vista de la explosión de las primas a la producción. Desde entonces, se conceden incentivos a la inversión a través de subastas entre los operadores y en función del precio de mercado de la electricidad, un sistema que, según la Comisión Europea, obliga a los beneficiarios a adaptarse a la evolución de precios y reduce sensiblemente el volumen de subsidios.

Aun así, las ayudas en España superan los 6.400 millones de euros al año, la mitad a cuenta de los presupuestos del Estado y el resto a través de las tarifas de los consumidores y de la capacidad de conexión, según la CE.

El Tribunal de Cuentas señala, además, que los presupuestos comunitarios entre 2014 y 2020 han reservado 45.000 millones de los fondos estructurales para la transición energética, incluido el impulso de las renovables. Y aa ello se añaden, según el Tribunal, otros 58.500 millones en el mismo período para desarrollar redes inteligentes y sistemas de almacenamiento y transportes, una necesidad también derivada en parte del desarrollo de las nuevas fuentes.

Las renovables, admite el Tribunal, contribuyen a reducir la dependencia energética de la UE y se estima que permitirán ahorrar 58.000 millones en importaciones de petróleo hasta 2030. Pero los auditores quieren examinar el diseño, la aplicación y el control de las estrategias seguidas para promover el desarrollo de las fuentes alternativas de generación de electricidad. El veredicto se espera a principios de 2019.

Explosión

La inquietud de los auditores ha surgido tras el rápido crecimiento de las nuevas fuentes de energía, en gran parte, gracias al apoyo público. "La eólica y la solar son las dos fuentes renovables que más se han desarrollado en la última década", señala George Pufan, el miembro del Tribuna que dirigirá la auditoría.

"Es importante ver si la estrategia y el apoyo que se les da son efectivos", añade el auditor. Pufan, de nacionalidad rumana, es miembro del Tribunal desde 2013 y con experiencia profesional en el sector del vidrio y la cerámica, dos industrias muy dependientes de la energía y sensible a cualquier incremento del precio de la electricidad.

La elección de España y Polonia como objetivo de la investigación tampoco parece casual. Los dos países han dado un gran salto en la cuota de renovables. España ha pasado del 8,4% de la energía consumida en 2004 al 17,3% en 2016 (cerca del objetivo del 20% para 2020), según los datos más recientes de Eurostat. Polonia ha pasado del 6,9% al 11,3% en el mismo período (con un objetivo del 15%). Otros países han registrado una evolución aun más espectacular. Pero España y Polonia copan el 40% de las ayudas comunitarias.

La investigación, según el Tribunal, se ha extendido a Alemania y Grecia, en aras del equilibrio geográfico de la auditoría, pero también por el peso del mercado alemán. Alemania dispone de la mayor capacidad de generación eólica y solar en toda la UE y la tercera del planeta.

Normas