La crisis de la salmonela de Lactalis podría remontarse al año 2005

El consejero delegado del grupo estima las pérdidas en "cientos de millones" de euros

El Institut Pasteur señala que hubo 25 casos con la misma cepa de legionela entre 2005 y 2016

lactalis
Sede de Lactalis en Laval. REUTERS

La crisis de Lactalis tiene visos de agravarse. El Institut Pasteur de París ha afirmado este jueves que ha encontrado 25 casos de bebés afectados entre 2005 y 2016 por la misma cepa de salmonela que ha provcado que la compañía francesa cierre su fábrica de Craon y retire del mercado millones de toneladas en todo el mundo.

El propio consejero delegado del grupo, Emmanuel Besnier, ha reconocido en una entrevista con el diario Les Echos, que "no se puede excluir que bebés consumieran este producto en dicho periodo". El directivo ha asegurado que las pérdidas por este proceso serán de "cientos de millones de euros".

De este modo, el Institut Pasteur añade estos 25 casos a los más de 35 encontrados durante la recta final del año pasado. Según informan los medios franceses, el número de bebés afectados puede ser todavía superior, puesto que en ocasiones los síntomas son parecidos a los de la gastroenteritis.

Estas informaciones agravan una crisis abierta en el seno de una de las mayores empresas lácteas del mundo, Lactalis, el pasado mes de diciembre. En un primer momento, tras conocerse los primeros casos, la emrpesa gala decidió cerrar la fábrica de Craon y retirar del mercado los productos salidos de ella desde febrero del año pasado. Achacó el incidente a una posible contaminación por las obras en una de las líneas.

Sin embargo, finalmente el Gobierno francés y la propia empresa decidieron que se retirase toda la producción, sin fecha inicial, en todos los países donde la compañía está presente, también en España, donde ha quitado 37 productos. Se trada de alimentación infantil, que incluye marcas como Puleva Bebé, Sanutri y Damira. En un anterior informe del Institut Pasteur se apuntó que hubo un caso también en España.

Además de las pérdidas millonarias por este caso, Lactalis se enfrentará además a un proceso judicial que prevén abrir las familias de los bebés afectados, tal y como han anunciado los abogados de la asociación que han creado en Francia. Las demandas podrían llegar también a los grupos de distribución como Auchan, Leclerc, Carrefour o System U, que reconocieron que habían vendido producto contaminado.

Normas