INE

Baja la firma de hipotecas por primera vez en seis meses con menos contratación de tipos fijos

Cataluña fue la comunidad donde más crecieron los préstamos en noviembre en tasa interanual

Las hipotecas fijas experimentan un descenso del 6,5% en tasa anual

Hipotecas
Vista de varios edificios de viviendas.

La firma de hipotecas sobre viviendas rompió en noviembre pasado con seis meses consecutivos de ascensos. El número de préstamos para la adquisición de inmuebles inscritos en los registros de la propiedad se situó en 24.882, cifra un 3,7% inferior a la del mismo mes de 2016, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En tasa mensual (noviembre de 2017 sobre octubre del mismo año), las hipotecas sobre viviendas avanzaron un leve 0,7%.

Y la crisis en Cataluña no es precisamente la razón principal de este cambio de tendencia en la evolución de las hipotecas. En primer lugar, la estadística todavía no recoge el impacto que el desafío soberanista haya podido tener en el mercado hipotecario, dado que el dato del INE corresponde a las hipotecas formalizadas unos meses antes. Y, en segundo lugar, Cataluña fue la comunidad autónoma donde más aumentó la constitución de hipotecas en noviembre en tasa anual, un 14,4%, seguida de Cantabria (11,4%) y La Rioja (4,1%). Y en tasa mensual, la variación en Cataluña fue del 4,6%. Las regiones que registraron los mayores descensos fueron La Rioja (–33,0%), Extremadura (–25,1%) y Comunidad de Madrid (–11,3%).

El importe medio de las hipotecas sobre viviendas creció un 10,7% respecto a noviembre de 2016, hasta los 122.703 euros, mientras que el capital prestado subió un 6,7% en tasa interanual, hasta situarse en 3.053 millones de euros.

Para José Luis Martínez Campuzano, portavoz de la AEB, "es difícil explicar la caída anual del número de hipotecas observado en noviembre". A su juicio, "las condiciones favorables de financiación ofrecidas por los bancos españoles en un contexto de elevado dinamismo económico y de empleo, tras el fuerte ajuste llevado a cabo en los últimos años de la deuda de las familias y del balance de los bancos, justifican que se mantenga el dinamismo residencial financiado".

Apunta que quizás se deba relacionar este descenso "con el fuerte aumento del número de hipotecas sobre viviendas en noviembre pasado: un aumento mensual del 13,1%, lo que contrasta con ligeros descensos en la serie histórica reciente". Y añade que cabe esperar que los datos de diciembre corrijan esta caída.

Por su parte, Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, explica que “aunque durante el mes de noviembre se ha producido un ajuste en el ritmo de crecimiento acumulado, éste todavía se mantiene a una tasa de dos dígitos. Esta tendencia, acentuada ligeramente en el último mes, se ha venido observando durante todo el año, lo que provoca que la previsión para 2018 quede a expensas de la evolución de las compraventas de vivienda en el mismo periodo.

De todas maneras, destaca que "un dato no hace tendencia, por lo que debemos esperar a las próximas estadísticas para comprobarlo”.

Se desinfla el tipo fijo

A la caída de la formalización de hipotecas, que ya se venía moderando en los meses anteriores, se suma el descenso que experimentaron las hipotecas a tipo fijo, que se redujeron en noviembre un 6,5% en tasa anual. El 63,5% de las hipotecas sobre viviendas se constituyó a tipo variable y el 36,5%, a tipo fijo. Este dato contrasta con el 40% de hipotecas a tipo fijo que se constituyeron en agosto, mes a partir del cual el porcentaje de este tipo de préstamos para la compra de vivienda se ha ido desinflando: en septiembre la cuota fue del 36,6% y en octubre, del 37%.

La firme apuesta de la banca por las hipotecas fijas, con precios más competitivos que nunca en torno al 3%-4%, había catapultado este tipo de préstamos en los últimos meses. Sin embargo, parece que su concesión ha empezado a frenarse. Una de las razones puede ser que el índice euríbor, que sirve de referencia para el cálculo de las hipotecas variables, continúa en niveles muy bajos, todavía en negativo, y se espera que siga así durante muchos meses, dado que el Banco Central Europeo (BCE) ha reiterado en varias ocasiones que los tipos oficiales seguirán en mínimos durante un periodo prolongado. Los expertos no esperan alzas de tipos hasta bien entrado 2019, de manera que el euríbor tardará en aumentar. En este escenario, son los hipotecados a tipo fijo los que pagan más intereses al banco frente a los hipotecados a tipo variable, una situación que podría alargarse en el tiempo si el euríbor sube tan lentamente.

El tipo de interés medio para los préstamos hipotecarios sobre viviendas alcanzó el pasado mes de noviembre el 2,71%, frente al 3,16% del mismo mes de 2016, con un plazo medio de 24 años.

Normas