Yellen deja un legado en la Fed de prudencia y eficacia a imitar

La tarea que aguarda a su sucesor es completar la retirada de estímulos y seguir subiendo tipos

El mandato de Janet Yellen, a punto de expirar, podría definirse con tres sencillos adjetivos: prudente, predecible y eficaz. La presidenta de la FED estadounidense, primera mujer en desempeñar ese puesto, fue elegida hace cuatro años para sustituir a Ben Bernanke, responsable de la puesta en marcha de los programas de estímulos monetarios que la FED aprobó para sacar de la crisis a la primera economía del mundo. La principal tarea del mandato de Yellen a lo largo de estos años ha sido acometer la retirada gradual y sin sobresaltos de esas muletas, así como iniciar la subida de los tipos de interés del dinero desde el 0% y comenzar a reducir el balance de la FED, al dejar de reinvertir los vencimientos de deuda el pasado mes de octubre. En esa tarea, que ha realizado con serenidad y transparencia, la presidenta de la FED representa un ejemplo a seguir por otros bancos centrales que tienen pendiente la misma tarea, como es el caso del BCE o del Banco de Japón.

El mandato de Yellen no ha sido fácil, como tampoco lo ha sido la tarea de cerrar el grifo de los estímulos monetarios y de elevar el precio del dinero, algo que ha hecho en cinco ocasiones, sin dejarse llevar por las expectativas de mayores alzas que surgieron tras la llegada de Donald Trump al poder. Pese a esa dificultad, la presidenta de la FED deja a su sucesor, Jerome Powell, una economía en crecimiento y con pleno empleo, con una inflación aún por debajo del objetivo, pero con la retirada de estímulos monetarios prácticamente resuelta.

La tarea que aguarda a Powell es, en primer lugar, completar ese proceso. Lo hará en lo que se espera que sea un mandato continuista de la política de Yellen, pero en el que tendrá que lidiar con su propia lista de retos, que incluye unas condiciones financieras laxas, un dólar débil y los potenciales riesgos sobre la estabilidad financiera estadounidense derivados del sobreendeudamiento. Los analistas prevén que la Fed acometa tres subidas más de tipos de interés a lo largo de 2018. Europa hará bien en seguir con atención la dinámica y resulta

Normas