Los españoles prefieren los compactos y los SUV

La radiografía de las ventas de coches nuevos durante el pasado año evidencia las prioridades de los automovilistas

Para anticipar lo que está por llegar en el sector del automóvil español durante 2018, un buen punto de partida puede ser repasar de dónde se viene. El pasado año supuso otro ejercicio de recuperación económica y también para las ventas de coches nuevos, como refrendan los 1.234.931 turismos matriculados, una cifra que supone un aumento del 7,7% respecto al curso anterior.

Más allá de la frialdad de los datos, indagando en ellos se puede obtener una información que señala, por ejemplo, cuáles son las preferencias esenciales de los conductores españoles, que parecen bastante definidas.

Lo primero que se puede afirmar es que el nacional es un mercado de coches de tamaño compacto. Son los modelos intermedios los que concentran la mayor parte de las ventas, tanto en lo que se refiere a los turismos convencionales como de todocaminos, en los segmentos B y C.

Es algo lógico ya que ofrecen una buena versatilidad, combinando unas dimensiones no muy problemáticas para circular por ciudad con espacio y capacidad de carga suficientes para convertirse en el coche único familiar y realizar viajes.

Uno de cada tres coches matriculados en 2017 era de tipo todocamino. Además, el diésel está cediendo claramente terreno frente a la gasolina

La segunda conclusión, que lleva los últimos años cociéndose a fuego no tan lento, es que los SUV reclaman cada vez una mayor atención y están calando hondo en las preferencias de los clientes.

Llevan una década en el mercado y, aunque nacieron con un protagonismo casi testimonial, hoy prácticamente todas las marcas tienen no uno sino varios de estos vehículos en su gama, que concentran, además, la mayoría de sus ventas. De hecho, durante 2017, el 37% de las matriculaciones ha correspondido a un SUV, uno de cada tres coches comercializados.

También se aprecia un cambio de tendencia en la elección del combustible de los automóviles. Europa, en general, y España, en particular, han sido tradicionalmente mercados con preferencia por el diésel. Motivos hay varios, pero principalmente su precio inferior y un consumo también menor para los vehículos que lo utilizan.

Sin embargo, quizá por el anuncio de restricciones futuras a los modelos de gasóleo, el reparto fue en 2017 mucho más equitativo, con un 48,3% para los diésel y un 46,6% para los motores de gasolina.

¿Y el 5,1% restante? Corresponde al conjunto formado por híbridos y eléctricos. Puede parecer un porcentaje reducido, pero ha supuesto un aumento considerable respecto el ejercicio anterior; una consecuencia de los esfuerzos de la industria por mejorar en el terreno de los coches ecológicos, presentando alternativas cada vez más capaces.

No se puede olvidar la activación del plan Movalt de ayuda a la compra de este tipo de vehículos, con un presupuesto de 20 millones de euros que se agotó en las 24 horas siguientes a su activación.

Compactos, los más deseados

Seat León
Seat León.

Como marca la tendencia del mercado nacional, estos tres modelos son unos auténticos superventas que llevan dos años consecutivos sin salir del top 5 de matriculaciones globales. Seat León y Renault Mégane son realmente polivalentes, ya que junto a su carrocería compacta también está disponible una familiar que aporta un extra de versatilidad.

El Citroën C4 será el último año que aparezca, ya que su puesto será tomado por el renovado C4 Cactus, que se ha actualizado en 2017 normalizando bastante su peculiar estética precedente.

1. Seat León: 35.316 unidades

2. Renault Mégane: 32.131 unidades

3. Citroën C4: 30.880 unidades

Utilitarios, la ciudad es suya

Seat Ibiza
Seat Ibiza.

La evolución experimentada en el segmento B es interesante. A lo largo de los últimos años estos coches han ido creciendo más y más hasta acercarse a sus hermanos mayores. Es por eso que, al ser más capaces, recortan también distancias en ventas, lo que ha colocado al Seat Ibiza segundo en la clasificación global.

Mucha atención al Dacia Sandero, un modelo de precio ajustado que, viendo la renovación que ha experimentado este ejercicio el Duster, podría ganar enteros en cuanto a calidad y tecnología se refiere cuando reciba su próxima generación.

1. Seat Ibiza: 33.757 unidades

2. Renault Clio: 26.868 unidades

3. Dacia Sandero: 26.795 unidades

SUV compactos, el segmento de moda

Nissan Qashqai
Nissan Qashqai.

El responsable de inaugurar el fenómeno SUV sigue en el primer puesto por décimo año consecutivo: el Nissan Qashqai es el auténtico rey del segmento y en 2017 recibió una actualización estética y la tecnología semiautónoma del sistema Propilot.

Mención especial merece el Seat Ateca, que en solo un año y medio se ha hecho un lugar de privilegio en el mercado español, ofreciendo una variedad de combinaciones bastante amplia e incluso una versión FR capaz de satisfacer a los clientes de talante más deportivo a la espera de una previsible variante Cupra.

1. Nissan Qashqai: 28.752 unidades

2. Hyundai Tucson: 20.197 unidades

3. Seat Ateca: 17.632 unidades

SUV pequeños, una categoría pujante

Renault Captur
Renault Captur.

Los todocaminos pequeños no habían tenido demasiada presencia en el mercado español hasta hace no mucho, pero es algo que va a cambiar. El Nissan Juke ha sido uno de los modelos de referencia en los últimos años, pero a falta de una actualización que ya reclama, ha caído en favor de alternativas más novedosas.

Renault Captur y Peugeot 2008 se hacen con los primeros puestos, pero en 2018 nada está asegurado porque se ha producido un desembarco considerable de novedades: Seat luchará con el Arona; Citroën, con el C3 Aircross, y desde Corea llega la dupla formada por Hyundai Kona y Kia Stonic.

1. Renault Captur: 20.189 unidades

2. Peugeot 2008: 19.477 unidades

3. Nissan Juke: 11.180 unidades

Berlinas, cediendo el protagonismo

VW Passat
VW Passat.

Los SUV han conquistado el terreno de los familiares tradicionales, por lo que berlinas y monovolúmenes han visto reducidas sus ventas de forma muy significativa.

A pesar de ello, entre las primeras se mantienen en el mercado opciones muy variadas en las que dominan los modelos alemanes de marcas prémium o generalistas que aspiran a ello.

Siguen siendo una alternativa para los que busquen espacio, pero no quieran sucumbir a la moda de los todocaminos. De ellas, el Volkswagen Passat fue (aunque por poco) la berlina más vendida durante 2017.

1. VW Passat: 7.928 unidades

2. Audi A4: 7.251 unidades

3. Opel Insignia: 7.095 unidades

Monovolúmenes, el esfuerzo por resistir

Citroën Picasso
Citroën Picasso.

Los monovolúmenes están en claro declive, pero se resisten a desaparecer. Sin embargo, sus unidades matriculadas son tan escasas que hacen necesario agrupar las tres categorías principales: polivalente, compacto y familiar.

Es el C4 Picasso el que goza de más éxito, ya que combina unas dimensiones relativamente contenidas con espacio interior para cinco personas y una capacidad de maletero considerable: 537 litros que se pueden ampliar hasta los 1.709. Además, cuenta con la variante Grand Picasso que es más versátil gracias a sus siete plazas.

1. Citroën Picasso: 14.315 unidades

2. Kia Carens: 8.578 unidades

3. Fiat 500 L: 6.711 unidades

Normas