Montoro avanza que la recaudación tributaria creció un 6,3% en 2017

El ministro de Hacienda pone como límite para aprobar los presupuestos en Consejo de Ministros la primera semana de abril

Confirma que sin los apoyos necesarios no presentará unas nuevas cuentas

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, comparece en la Comisión Presupuestos en el Congreso de los Diputados.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, comparece en la Comisión Presupuestos en el Congreso de los Diputados.

La Agencia Tributaria cerró 2017 con un incremento de la recaudación de 11.733 millones de euros, lo que representa una mejora del 6,3% sobre los ingresos obtenidos un año antes. De esta manera, alcanzó los 197.982 millones de ingresos fiscales.

Así lo avanzó este miércoles el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su intervención ante la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, a la que acudió a petición propia y del Grupo Socialista para dar cuenta de la repercusión que tiene para la economía la prórroga presupuestaria. 

Con dicha mejora del 6,3% en los ingresos tributarios en "términos homogéneos", el ministro explicó que el PIB registró un avance nominal "cercano al 4%". "La recuperación de ingresos nos va a colocar muy cerca de máximos históricos", destacó. No obstante, ese alza del 6,3% no alcanza las previsiones establecidas en los Presupuestos, en los que el Ejecutivo había estimado un aumento de la recaudación del 7,9%, por el que calculó que podría alcanzar la cifra de 200.963 millones.

Respecto al cumplimiento de la previsión de déficit, del 3,1% según el compromiso suscrito con Bruselas, Montoro señaló que "aún es pronto para hablar del cierre definitivo", si bien aseguró que "ahora estamos en el objetivo cumplido", a falta de algunos ajustes pendientes.

Respecto a las posibilidades que existen de aprobar unos nuevos presupuestos para este ejercicio, Montoro fijó como fecha límite para que el Consejo de Ministros pueda dar luz verde al proyecto de ley la primera semana de abril. De lo contrario, la tramitación en las Cortes de esas cuentas podría solaparse con el presupuesto de 2019.

En este sentido, recordó cómo 2017 también se inició con los presupuestos prorrogados y no fue hasta junio cuando fueron aprobados definitivamente por el Parlamento las nuevas cuentas, apenas un mes antes de que tuviera que comenzar a prepararse el borrador de presupuestos para 2018.

Durante su comparecencia, apeló al compromiso de todos los grupos políticos para que intenten llegar a un acuerdo que haga posible la aprobación de unas nuevas cuentas y achacó a factores exclusivamente políticos el retraso que acumulan las cuentas.

El ministro lamentó no contar actualmente con los apoyos, que atribuyó al "independentismo catalán" como "la auténtica, manifiesta y explícita causa" de la falta de apoyos. Montoro llegó a decir que el desafío independentista supone "un intento fallido de torpedear la recuperación económica en España y en Cataluña".

Tras alcanzar un principio de acuerdo con Ciudadanos en septiembre pasado, al Gobierno le resta el apoyo del PNV, que afirma desde entonces que no se dan las circunstancias necesarias para negociar unos nuevos Presupuestos por la situación política en Cataluña.

Montoro criticó que, pese a haber respaldado en julio el techo de gasto para 2018, ahora el Gobierno no encuentre ese apoyo. "Carece de sentido que los grupos que respaldaron esos objetivos no sean coherentes a la hora de afrontar la siguiente votación presupuestaria", recriminó.

Normas