Renault aspira a crecer un 4% en ventas en España en 2018

La automovilística francesa cerró 2017 con una cuota de mercado del 12%

Uno de cada tres vehículos eléctricos vendidos en España son ZOE

Concesionario Renault
Concesionario Renault

La filial española de la automovilística Renault aspira a mantener la cuota de mercado obtenida el año pasado, un 12% en el mercado de turismos y vehículos comerciales entre su marca homónima y Dacia. Para ello, estima que ha de crecer “en línea con el mercado”, es decir, en torno al 4% que apunta se incrementarán las ventas en España de estos modelos, hasta los 1,5 millones de turismos y vehículos comerciales matriculados en 2018.

El director general de Renault Iberia, Iván Segal, indicó en un encuentro con la prensa que los tres primeros trimestres del ejercicio actual serán positivos, aunque apuntó que existe “cierta incertidumbre de cara al último cuarto” por el posible impacto de la nueva norma europea de homologación de emisiones WLTP, que entrará en vigor el 1 de septiembre.Aunque el factor de corrección minorará el impacto a priori, lo cierto es que las automovilísticas no tienen claro cómo afectará en realidad este nuevo cálculo.

En este contexto, la marca Renault trabajará para mantener la penetración contabilizada en el año pasado, un 9%. Dacia, por su parte, mejorará una décima y alcanzará el 4%. Además, el grupo Renault impulsará su estrategia en el mercado de vehículos de ocasión y Segal señaló que 2018 será “el año del VO para Renault”. “No valoramos crear una segunda marca para este negocio a nivel europeo pero sí estamos mejorando nuestra plataforma online para mejorar las búsquedas de producto y canalizar más negocio hacia concesionarios que ya tienen esta para en sus establecimientos”, afirmó Segal.

La red de concesionarios de Renault en España cerró el pasado ejercicio con una rentabilidad media sobre facturación de entre el 1,65% y el 1,7%. Segal aseguró que la media por concesión fue de 700.000 euros. Para el año actual, la previsión de la compañía es mantener estos niveles de rentabilidad.

Las marcas Renault y Dacia matricularon un total de 184.719 turismos y vehículos comerciales en el mercado español durante el pasado. De este total, 128.418 unidades correspondieron a la marca Renault (101.503 turismos y 26.915 comerciales) y 56.301 unidades a Dacia (46.398 turismos y 9.903 comerciales).

El grupo Renault cerró el pasado ejercicio con una penetración en el mercado español del 12%. La marca del rombo obtuvo una cuota del 9% al término de 2017, mientras que la compañía rumana contabilizó un 3,9%. Segal señaló que, en 2017, la marca Reanult lideró las matriculaciones en España y logró aumentar hasta unas 11.000 unidades la diferencia con la segunda marca del mercado.

VEHÍCULOS ELÉCTRICOS.

En cuanto a las entregas de vehículos eléctricos, el director general de Renault Iberia indicó que la llegada del ZOE con 400 kilómetros de autonomía supuso un gran impulso comercial, logrando que la firma Renault matriculara 1.760 vehículos el año que acaba de terminar, un 230% más.

"Uno de cada tres coches eléctricos vendidos en España fue un Renault", aseguró Segal, al tiempo que resaltó que la movilidad sin emisiones representa un capítulo "estratégico" para la empresa. Asimismo, afirmó que a esta subida contribuyeron los 500 vehículos que está utilizando el operador de movilidad compartida Zity en Madrid.

Por otro lado, resaltó la evolución experimentada por el segmento de la posventa para el consorcio francés en España, con una facturación a los concesionarios de unos 300 millones de euros, lo que representa una subida del 13% de la actividad.

1.000 MILLONES EN FINANCIACIÓN.

Además, el máximo responsable comercial de las firmas Renault y Dacia en el mercado nacional señaló que su división financiera RCI Bank concedió financiación a sus clientes por importe de cerca de 1.000 millones de euros durante el año pasado.

Segal apuntó que durante el ejercicio 2017 se realizaron 120.000 operaciones de financiación en España por parte de RCI, con un incremento del 15%. De este total, 15.000 operaciones correspondieron a vehículos de ocasión, un 30% más.

AYUDAS.

Por otra parte, el director general de Renault España solicitó al Gobierno que ponga en marcha un plan estructural, a medio y largo plazo, que permita renovar el envejecido parque automovilístico español, que es uno de los más antiguos de Europa.

De esta forma, Segal no demandó la puesta en marcha una nueva edición del extinto Plan PIVE, de incentivo a la compra de coches nuevos a cambio de dar de baja uno antiguo, sino que se decantó más por llevar a cabo una reforma fiscal, tanto en el impuesto de matriculación como en el de circulación.

Respecto al Plan Movalt, que se agotó en poco más de 24 horas, indicó que el problema no son los fondos, sino la forma de repartirlos, por lo que apostó por que en primer lugar se apueste por estimular la compra de coches con energías alternativas y más adelante se implemente un plan para promover las infraestructuras.

Normas