La fortaleza de UBS parece convincente

La recompra de acciones tras la crisis es una vuelta a la lucrativa banalidad del pasado

Sergio Ermotti, CEO deUBS (izda.) y el director financiero, Kirt Gardner, en la cofnerencia anual de resultados, ayer en Zúrich (Suiza).
Sergio Ermotti, CEO deUBS (izda.) y el director financiero, Kirt Gardner, en la cofnerencia anual de resultados, ayer en Zúrich (Suiza).

Se supone que la gestión de patrimonio suiza es un negocio aburrido en el que los ingresos fijos y basados en honorarios deben persistir a lo largo de los giros del ciclo crediticio. UBS aprendió esto de la peor manera después de que su volátil banco de inversión estuviera a punto de hacer estallar la entidad hace una década. Una primera recompra de acciones después de la crisis es una forma de indicar la vuelta a la lucrativa banalidad del pasado.

Olvídese la amortización de 2.400 millones de euros en el valor de los créditos fiscales estadounidenses que arrastró a UBS a pérdidas en el cuarto trimestre. En el centro del resurgimiento del banco está su invariable capacidad para atraer el dinero de las personas ricas. A pesar de la salida de 10.000 millones de euros el año pasado gracias al fin del secreto fiscal suizo, el prestamista atrajo 43.400 millones de dinero neto a su división de gestión de patrimonio (sin contar EE UU). Las ganancias anuales antes de impuestos de este negocio crecieron un 18% interanual, lo que ayudó a aumentar las ganancias del grupo antes de impuestos en casi un tercio.

Esto se logró a pesar de que los beneficios preimpuestos del banco de inversión, excluyendo extraordinarios, quedaron planos en general. Eso reivindica la decisión de la dirección tras la crisis de reducir el negocio de trading, especialmente renta fija y tipos. Por contra, sus rivales Credit Suisse y Barclays siguen teniendo dificultades para reducir su tamaño.

La consecuencia es una recompra de acciones por valor de 1.700 millones de euros, repartida en tres años, y un aumento interanual del 8% en el dividendo anual, hasta los 0,65 francos suizos. UBS apunta a un aumento adicional de un dígito medio-alto en el dividendo en los próximos años, y su índice de capital común Tier 1, del 13,8% está por encima del objetivo.

Las acciones de UBS han aumentado en un 20% en los últimos cinco años, en comparación con un aumento del 10% en el índice Stoxx Europe 600 Banks, y cotizan a un valor contable tangible de 1,5 veces, una prima enorme respecto a Credit Suisse. Devolver más capital a los accionistas debería ayudar a que eso se mantenga.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas