Sacyr seduce tras la recuperación del dividendo

Desde los mínimos de noviembre, la acción se ha revalorizado más del 30%

Con un per de 6,5 veces, es el valor más barato del sector

Sacyr Ampliar foto

El hecho de que una cotizada vuelva a distribuir dividendo siempre es una buena noticia para el accionista, aunque sea a través de scrip dividend como ha sido el caso de Sacyr. El grupo constructor y de servicios ha anunciado esta semana que volverá a retribuir a sus accionistas mediante un dividendo elección, de forma que los accionistas podrán elegir entre el pago en efectivo de 0,052 euros por acción o recibir una acción nueva por cada 48 disponibles actualmente. La noticia ha sido aplaudida por las firmas de análisis ya que se trata del primer dividendo ordinario desde 2011, con la excepción del pago extraordinario de 0,05 euros por acción en 2015 que realizó la compañía cuando vendió Testa.

Para el departamento de análisis de Bankinter este giro en la política de retribución al accionista “pone de relieve la tendencia de mejora en resultados de la compañía por el crecimiento de las áreas de servicios y concesiones y la reducción del riesgo vinculado a su participación en Repsol”. La firma de análisis tiene al valor con una recomendación de comprar y un precio objetivo de 2,7 euros por acción.

Pese a que el sector constructor no es uno de los favoritos por las casas de análisis para este año, Sacyr cuenta con buenas recomendaciones por parte del consenso de Reuters. De los nueve analistas que forman el mismo, dos tienen una recomendación de fuerte compra, tres de compra y cuatro creen que hay que mantener en cartera. La cotización de Sacyr atraviesa por un momento dulce. Y es que desde los mínimos marcados en noviembre de 2017, su acción se ha revalorizado un 30%. En el conjunto de 2017, sus acciones acumularon una subida del 9% y en lo que va de 2018, sus títulos se revalorizan un 5,5%. El consenso le da un potencial del 20%.

Victoria Torre, jefa de análisis y producto de Self Bank, recuerda que “se estima que este año Sacyr podría ver impulsado su beneficio de forma significativa, mientras que por otro lado cotiza a unos ratios de PER (número de veces que el beneficio está contenido en el precio de la acción) atractivos”.

La experta insiste además, en que en sus últimos resultados, la compañía destacó la buena evolución de sus líneas de negocio, con un crecimiento de ingresos del 34% en actividad industrial, un 19% en concesiones y un 8% en servicios. Por su parte, el lado negativo viene por la actividad de construcción (-12%), que se ve lastrada por el mercado español y por retraso en algunas obras en Latinoamérica. El beneficio neto atribuible de los nueve primeros meses del año se vio incrementado en un 8%, cifra que subiría al 41% excluyendo extraordinarios.

Entre los aspectos positivos de la compañía, Torre llama la atención sobre la consecución de nuevos contratos y el buen posicionamiento en otros procesos de adjudicación. Junto con el contrato en el metro de Santiago de Chile firmado la pasada semana, otro de los más recientes es “la construcción de una nueva planta de residuos en EE UU, para el que se estiman ingresos de 2.900 millones de euros, y el que se encuentra como licitador preferente”, añade la analista de Self Bank.

AlphaValue, que es una de las firmas de análisis que tienen al valor bajo cobertura con un consejo de añadir y un precio objetivo a seis meses de 2,99 euros, explica que “a cierre de 2007, la deuda neta era de aproximadamente 20.000 millones de euros. A fines de junio de 2017, había disminuido a alrededor de 3.000 millones de euros. ¿Cómo logró la compañía reducir su deuda neta en cerca de 17.000 millones de euros? Principalmente a través de desinversiones de activos”.

La firma de análisis portuguesa BPI emitió el pasado 13 de diciembre un informe sobre Sacyr en el que aconseja comprar con precio objetivo de 3 euros, el más alto del consenso. Con el título Valor oculto en las concesiones, en el informe se llama la anteción sobre la cartera diversificada de concesiones de bajo riesgo que tiene la compañía, “con 37 concesiones en 10 países (15 en España, siete en Chile y cuatro en Colombia), con un período de madurez medio de 26 años y alrededor de dos tercios con riesgo de tráfico limitado”.

Entre los aspectos menos positivos del valor, Borja Rubio, jefe de ventas en España de Orey iTrade, asegura que “quitando la atractiva valoración, el crecimiento de las ventas está estancado desde 2014 y sigue manteniendo un apalancamiento operativo elevado”.

Normas