Las propuestas de los bancos para que un autónomo abra su cuenta con ellos

Analizamos media docena de entidades promueven cuentas empresariales sin comisiones de mantenimiento y transferencias o con gratuidades en las comisiones de recibos internacionales

autonomos bancos

Con la llegada del nuevo año toca repasar los servicios que los autónomos tienen contratados, entre ellos, el banco con el que realizan sus operaciones. Analizamos seis propuestas bancarias actualmente activas, para que los empresarios abran sus cuentas con ellos. La mayoría ofrecen cero comisiones de apertura, mantenimiento y pago de nóminas, además de otros detalles que te desgranamos a continuación. Aunque unido a una serie de requisitos que el profesional debe analizar, para ver qué producto es el más interesante para ellos.

ING Direct permite la apertura de una cuenta de negocios sin coste alguno vía telemática. La compañía naranja oferta a los autónomos cero comisiones en mantenimiento de cuenta, pago de nóminas y por transferencia y cheques, derivados de la actividad económica.

Para mantener las ventajas mencionadas es necesario realizar alguna de estas acciones: tener unos ingresos mensuales de 1.500 euros como mínimo, mantener un saldo medio de 2.500 euros o domiciliar el pago de la Seguridad Social.

De un tiempo a esta parte, la cuenta ha incorporado el coste por emisión de recibos. Entre uno y cien emitidos mensuales la comisión por recibo es de 0,40 euros. Entre 101 y 1.000 es de 0,15 por recibo. De 1.001 a 10.000 es de 0,06 euros. De 10.001 a 20.000 0,05 euros por recibo y a partir de 20.000, 0,04 euros por recibo.

BBVA y La Caixa son otras entidades con cuentas específicas para los responsables de negocios. En ambos casos, requieren a los beneficiarios de estas cuentas que cumplan, al menos, una de estas condiciones: ser autónomo o microempresa y tener domiciliados los ingresos profesionales, por una cuantía de, al menos 750 euros al mes.

Domiciliarse el pago mensual de cuotas del régimen especial de trabajadores autónomos (RETA) en cualquiera de sus categorías o de aportaciones a mutuas de alternativas a la seguridad social.

En cuanto a ingresos, es obligatorio que el titular de la cuenta tenga un mínimo de ingresos mensuales de 600 euros en conceptos como TPV, cheques, efectivo, transferencia o planes de pensiones. Deben haberse contabilizado al menos en tres de los 4 últimos meses.

La obligación de cargos que tienen que efectuar a través de esta cuenta durante una vez al menos desde que se contrata, y en periodos mínimos trimestrales, son los relacionados con impuestos de la actividad profesional (IVA, IRPF sociedades); nóminas; cuotas del Régimen general la Seguridad Social de empleados y abono de suministros básicos.

Además, en el caso de La Caixa el titular de la cuenta debe efectuar tres compras con tarjeta de crédito o débito que esté domiciliada en un depósito abierto en CaixaBank en un periodo de tres meses.

Operaciones digitales sin coste

Las entidades citadas hasta ahora no cobran comisión por transferencias digitales a otras cuentas de la UE, al igual que permite Bankia, con su cuenta dirigida a empresarios, denominada Cuenta On Autónomos.

Otras ventajas adicionales de formar parte de esta entidad tienen que ver con la eliminación de comisiones por mantenimiento, ingreso de cheques, sacar efectivo en la red cajeros nacionales. En este sentido, no hay comisiones en la retirada de efectivo a débito, hasta un máximo de cuatro veces al mes, en más de 17.800 cajeros pertenecientes a la red de Bankia, de Euro 6000 y de Banco Sabadell.

Por otro lado, entregan una tarjeta de débito gratis a la que no imponen condiciones de gasto mínimo, cuota de alta o renovación. Los requisitos que debe cumplir el empresario interesado en disponer de estos servicios pasan por la obligatoriedad de realizar todas las gestiones financieras online. Además, permiten otros en canales digitales como App y Cajeros. Las únicas excepciones son los reintegros superiores a 600 y el ingreso de cheques.

Bankinter dispone de una cuenta de autónomos que puedes contratar sin abonar comisiones por el traspaso de recibos, la apertura de la cuenta. Desde el primer momento, te dan gratis una tarjeta de crédito libre de comisiones en las operaciones de retirada de efectivo en la red de cajeros. El ingreso de cheques en tu cuenta también es un servicio gratuito. Además, te puedes librar de pagar comisiones en todas las transferencias nacionales que se hagan ‘online’. Y si eres un adicto a las nuevas tecnologías Bankinter pone a tu disposición, un servicio de efectivo y recepción de dinero instantáneo vía APP conocido como Bizzum, con el que puedes pagar como si llevases la tarjeta contigo.

El rendimiento de esta cuenta es del 5% TAE el primer año y del 5% el segundo. El saldo máximo diario a remunerar no excederá de 5.000 euros. Como requisitos para contratarla, está disponer de unos ingresos netos mensuales mínimos de 1.000 euros, no haber sido cliente anteriormente de esta entidad, tener tres recibos domiciliados en la cuenta y realizar un ingreso efectivo en los siguientes dos meses a la apertura de la misma.

Comisión mínima

Santander es otra entidad que tiene servicios específicos para autónomos y pymes. A diferencia del resto, sí cobra una comisión de mantenimiento de nueve euros mensuales. Otros requisitos que tiene son: disponer de al menos 9.000 euros en los tres meses anteriores a la apertura de la cuenta (exclusiva para pymes) a través de TPV, transferencias y otro tipo de cobros; gestionar recibos domiciliados por, al menos 3.000 euros cada tres meses; registrar un mínimo de seis compras con la tarjeta de crédito y realizar cobros vía TPV de una cuantía igual o superior a los 750 euros, también durante este periodo. A cambio, estás exento del pago de comisiones por transferencias que no superen los 50.000 euros, del mantenimiento, ingreso de cheques.

Otras ventajas interesantes son la devolución mensualmente del 1% de los pagos al RETA o mutuas profesionales alternativas a la Seguridad Social, del 2% en impuestos empresariales estatales, IVA e IRPF para autónomos por rendimiento de actividad económica, o en impuestos sobre sociedades en caso de ser una Pyme. También se devuelve el 3% de los gastos de suministros (agua, gas, electricidad y telecomunicaciones de emisores españoles), seguridad privada y seguros de protección, contratados a través de Santander.

Normas