ces 2018
Richard Yu, CEO de la división de productos de consumo de Huawei, en el CES 2018.

Golpe a Huawei: AT&T no venderá sus móviles por presiones políticas del Gobierno de Trump

La decisión impide al fabricante de móviles acelerar su participación en el mercado estadounidense

El golpe a la empresa china llega después de que EEUU haya bloqueado la compra de MoneyGram por empresa ligada a Alibaba

La operadora estadounidense AT&T chafó la presentación de Huawei en el CES de Las Vegas. El gigante chino planeaba anunciar allí un acuerdo con la teleco que iba a permitirle introducir sus smartphones en el país para aprovechar el lucrativo mercado de los terminales vinculados a contratos. Pero la operadora, una de las más grandes del mundo, canceló las negociaciones y rompió el acuerdo. Un duro golpe para la compañía, que ya es el tercer mayor fabricante de smartphones del mundo, solo por detrás de Samsung y Apple, pero que mantiene una posición minoritaria en EEUU, precisamente por la falta de acuerdo con operadoras de ese país.

AT&T no explicó las razones que le han llevado a dar marcha atrás, pero el medio estadounidense The Information y la agencia Reuters aseguraron que la cancelación obedece a “presiones políticas” del Gobierno de Trump. Al parecer, un informe remitido a la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones) advierte de que los dispositivos de Huawei suponen una amenaza para la seguridad del país y vinculan a la compañía con el Partido Comunista y los servicios de inteligencia chinos, algo que la compañía ha negado en reiteradas ocasiones.

Tras cancelarse el acuerdo, que iba a permitir el desembarco a lo grande del nuevo smartphone Mate 10 Pro, el CEOde la división de productos de Consumo de Huawei, Richard Yu, mostró su malestar con la decisión de AT&T. “Es una gran pérdida para los consumidores, porque no tienen la mejor opción para adquirir dispositivos”, informó TechCrunch.

El Mate 10 Pro es la carta de Huawei para luchar contra los últimos iPhone y los teléfonos de gama alta de Samsung. La compañía comercializará el dispositivo en EE UU a partir del 18 de febrero a través de sitios como Amazon y Best Buy. “Aunque el Mate 10 no será vendido por los operadores de EE UU, seguiremos comprometidos con este mercado”, añadió Yu. Lo que parece claro es que este traspié en el país norteamericano pone a Huawei más difícil su meta de arrebatar a Apple la segunda plaza en el ranking mundial de fabricantes de móviles.

La decisión de AT&T, que también podría deberse a presiones de empresas tecnológicas estadounidenses que ven en Huawei un gran rival, puede complicar aún más las relaciones comerciales entre EE UU y China, un país que también ha impuesto en múltiples ocasiones restricciones a gigantes tecnológicos estadounidenses como Google o Facebook. En este contexto, no hay que olvidar cómo hace unos días las autoridades estadounidenses se opusieron a la compra de MoneyGram, un grupo norteamericano especializado en transferencias de dinero, por parte de Ant Financial, empresa financiera china vinculada al gigante del comercio electrónico Alibaba, llevando a Pekín a exigir un trato "equitativo".

El rechazo de esta fusión y la marcha atrás de AT&T en su acuerdo con Huawei son nuevas señales del enfoque más estricto para comerciar con China por parte de la administración del presidente Donald Trump.

Normas
Entra en EL PAÍS