LG, Sony y Honda muestran en el CES la nueva era robótica

La firma coreana mostró robots para aeropuertos, supermercados, hoteles y para el hogar

Robomart es una furgoneta robot que permite vender productos por barrios o urbanizaciones

ces 2018
Tres robots de LG exhibidos en el CES.

Aibo, Sophia, CLOi... así se llaman los robots que se han hecho más populares este año en el CES de Las Vegas. Los autómatas de Sony, Hanson Robotics y LG han tomado la feria, dejando claro que en el futuro los hombres vivirán rodeados de robots que ejecutarán diferentes tareas. Ni el hecho de que el pequeño robot CLOi de LG se quedara mudo durante su debut enturbió esa idea.

La compañía surcoreana presentó una serie de robots, listos para actuar en aeropuertos, hoteles y supermercados. Serving sirve comida y bebida, Porter entrega maletas y Shopping Cart escanea códigos de barras de productos de un supermercado y transporta artículos. Es una especie de carrito de la compra robotizado, similar a los que ha implantado la firma china JD.com en un supermercado en Pekín.

Pero el robot de LG que tuvo más protagonismo fue CLOi, un autómata curvilíneo blanco con cara circular negra y ojos brillantes, diseñado para ser el centro del hogar inteligente. Según LG, se le podrá pedir que cambie el programa de la lavadora o que proporcione una receta en función de lo que el usuario tiene en su frigorífico inteligente, por ejemplo. La firma aclaró, no obstante, que por ahora son pruebas de concepto y que no sabe si los pondrá en producción.

En el CES también se ha visto en acción a Robomart, una furgoneta robot preparada para operar como “sucursal” de una tienda de proximidad. Así lo cuenta en su blog Enrique Dans, profesor del IE Business School, que asegura que “es como las furgonetas con pescado, pan o melones que van a determinados barrios o urbanizaciones, pero en versión post-moderna y con sistema de checkout para que el cliente pueda pagar”.

Furgoneta autónoma.
Furgoneta autónoma.

Hanson Robotics también mostró este año la capacidad de caminar de Sophia, su robot con cuerpo de mujer, que prevé que pueda utilizarse en campos como la terapia médica y en fábricas con humanos. Y Sony enseñó la segunda generación de su famoso perro robot Aibo, esta vez más inteligente y adorable, con gestos más realistas que la versión anterior y que será capaz de agarrar objetos y de recogerlos.

Por su parte, la automovilística Honda presentó su nuevo concepto de robótica 3E (empoderamiento, experiencia y empatía). La compañía compartió su visión de una sociedad donde la robótica y la Inteligencia Artificial pueden ayudar a las personas en situaciones como la recuperación de desastres naturales y el aprendizaje a partir de la interacción humana.

Dans asegura que para que todos estos robots alcancen un uso más allá de lo anecdótico o lo pintoresco, "tendrán que aportar casos de negocio claros, en los que de verdad ofrezcan beneficios, que tengan peso y sentido económico". Para este profesor, la invasión robótica va a tener lugar, sin duda. También es más que probable, dice que los humanos se relacionen con ellos con total normalidad. Lo que no ve claro es vaya a ocurrir pronto. Un informe de McKinsey & Comnpany del pasado noviembre apuntaba, en este sentido, que para 2030 hasta 800 millones de trabajadores de todo el mundo podrían ser reemplazados por robots; 400 millones, si la adopción de esta automatización es más lenta.

Normas