Intel promete que sus chips serán seguros en días, mientras Microsoft detiene algunos parches para AMD

El gigante del software toma esta medida después de que algunos clientes de AMD se hayan quejado de que las actualizaciones de software para evitar los problemas de seguridad 'congelaron' sus máquinas

intel
El CEO de Intel Brian Krzanich muestra el chip de 49 qubits.

El consejero delegado de Intel, Brian Krzanich, aprovechó su discurso en el CES de Las Vegas para hablar de una de las crisis tecnológicas más graves de los últimos tiempos: los fallos de seguridad, Meltdown y Spectre, desvelados la semana pasada y que afectan a millones de chips fabricados por la compañía en los últimos cinco años. Un problema que afecta también a otros fabricantes de chips y que obligó a empresas como Microsoft, Linux y Apple a actualizar sus sistemas operativos.

El directivo anunció que lanzarán en los próximos días actualizaciones de software para resolver dichos agujeros de seguridad. En concreto, dijo que el 90% de los procesadores se repararán “dentro de una semana” y esperan que esté todo solucionado para finales de enero. Krzanich también aclaró que no tienen constancia de que la brecha de seguridad haya sido aprovechada para robar información de los usuarios.

Sobre si las actualizaciones provocarán una pérdida importante de rendimiento de los equipos, el directivo indicó que el “impacto dependerá en gran medida de la carga de trabajo” y admitió que su empresa espera que algunos dispositivos se vean más afectados que otros.

El máximo ejecutivo de Intel también tuvo palabras de agradecimiento a la industria “por unirse”. “La seguridad es prioritaria para Intel y nuestra industria, por eso nuestras decisiones se han centrado en mantener seguros los datos de los clientes”. Pese a las buenas palabras del ejecutivo —criticado por vender acciones de Intel valoradas en más de un millón de dólares días antes de hacerse público el agujero de seguridad– no hubo tiempo para las preguntas.

Microsoft detiene algunos parches

Fuera de la feria, Microsoft anunció ayer que ha detenido la distribución de parches de seguridad relacionados con GPZ Variant 1 (una de las variantes de Spectre) debido a que la actualización provocaba que algunos equipos AMD antiguos se quedaran sin posibilidad de inicio. "Para evitar que los clientes de AMD entren en este estado, pararemos temporalmente el envío de las siguientes actualizaciones del sistema operativo Windows para dispositivos con procesadores AMD", dijo Microsoft en su blog, donde añadió que algunos chipsets AMD "no se ajustan a la documentación proporcionada previamente a Microsoft".

En un comunicado de AMD, este fabricante de chips aseguró que “es consciente de un problema con algunos procesadores de generaciones anteriores tras la instalación de una actualización de seguridad de Microsoft que se publicó durante el fin de semana”. AMD puntualizó igualmente que ha estado trabajando con Microsoft en una actualización para resolver el problema y que esperan que comience a desplegarse de nuevo para estos afectados en breve. La firma precisó que el parche es “para hacer frente a GPZ Variant 1 y no a GPZ Variant 3 (Meltdown)”.

Se sospecha que este último fallo de seguridad afecta fundamentalmente a la mayoría de los procesadores Intel fabricados desde 1995, mientras que Spectre afectaría a todos los chips fabricados por una gran cantidad de fabricantes, incluidos Intel, AMD y ARM. Según la BBC, la mayoría de los expertos coinciden en que parchear Spectre va a ser más difícil y va a llevar más tiempo.

Apuesta por la computación cuántica

Más allá de los problemas de seguridad, Krzanich dedicó su intervención en el CES para hablar de las apuestas futuras de Intel. Entre ellas, la computación cuántica, donde los qubits (que pueden tener un estado de cero o uno simultáneamente), toman el relevo de los bits tradicionales. Intel ha distribuido su primer chip de prueba para informática cuántica de 49 qubits. “La informática cuántica es lo más avanzado en procesamiento paralelo y tiene potencial para ofrecer una velocidad de computación muy superior a la conseguida hasta la fecha”, aseguró Krzanich.

Este destacó la capacidad de los datos para “transformar el mundo que nos rodea” y para impulsar la siguiente gran ola de la innovación tecnológica, desde la conducción autónoma a la inteligencia artificial, la realidad virtual y otras formas de medios inmersivos. Para avanzar en estas áreas, el CEO de Intel anunció alianzas con BMW, Nissan, Saic Motor, Volkswagen, Ferrari y Paramount Pictures. Este será el primer estudio importante de Hollywood que explore su tecnología para la próxima generación de narrativas visuales, donde la gente estará en el centro de la acción. Intel mostró también el taxi volador Volocopter y 100 mini drones (Shooting Star Mini) que no dependen del GPS para navegar.

Google impulsa su asistente y Samsung apuesta por el coche autónomo

Google acelera para acortar distancias con Amazon en el terreno de los asistentes de voz. Si en el CES de 2017, Alexa, el asistente de Amazon, fue uno de los grandes protagonistas, este año Google Assistant le ha arrebatado los flashes. Google ha anunciado múltiples acuerdos con LG, Lenovo, Sony, JBL, Bang & Olufsen para que estas firmas lancen altavoces con pantalla equipados con Google Assistant.

Samsung ha dejado claro en CES que quiere ser un líder en el internet de las cosas, con electrodomésticos conectados y con inteligencia artificial. La firma, que también está impulsando su asistente de voz Bixby, mostró su apuesta por el coche autónomo y anunció una plataforma modular de software y hardware para vehículos no tripulados (DRV Line).

Normas