telefonica Ampliar foto

Telefónica invertirá 3.500 millones en espectro móvil hasta 2019, según Barclays

Las operadoras europeas invertirán 17.000 millones en los próximos dos años

El sector afronta una oleada de licitaciones de frecuencias para el futuro 5G

Tras un periodo de calma y apenas actividad en las subastas de espectro para telefonía móvil destinadas a las grandes telecos del Viejo Continente, una nueva oleada de licitaciones está en marcha de cara a 2018 y 2019, ante la llegada del nuevo 5G. Según las estimaciones de Barclays, en este periodo, la inversión de las telecos en la compra de frecuencias va a rondar los 17.000 millones de euros, cifra que equivale al 25% del flujo de caja libre del sector y el 3% de su capitalización bursátil.

Por compañías, Telefónica encara el mayor desembolso de las operadoras europeas al alcanzar los 3.500 millones de euros, ligeramente por encima de Vodafone, que también se acerca a esa cifra. A continuación, dentro del ranking, se sitúan la noruega Telenor, BT, Deutsche Telekom y Telecom Italia. La inversión de la también española MásMóvil estaría por encima de los 200 millones.

En el caso de Telefónica, Barclays indica que va a afrontar significativas renovaciones de espectro en Latinoamérica y Europa, lo que supondrá un desembolso cercano a 1.800 millones en 2018 y 1.700 millones en 2019.

En los últimos dos años, la actividad de Telefónica en este ámbito ha caído con fuerza por el menor número de subastas los distintos países. Una situación que le ha permitido maximizar la generación de caja para reducir deuda de forma orgánica (45.900 millones de euros tras la venta del 40% de Telxius). La compañía está a la espera del inicio de la gran licitación en Reino Unido, de especial relevancia para la posible salida a Bolsa de su filial O2. En cualquier caso, la inversión final en espectro móvil dependerá de la propia presión competitiva en las diferentes licitaciones.

En términos generales, las próximas subastas de la banda de 700 MHz, considerado el segundo dividendo digital y clave para el 5G, van a suponer una “oportunidad extraña y potencialmente cara” para las empresas para incluir espectro de las bandas bajas en sus distintos portfolios, junto con algunas renovaciones. Por el contrario, según Barclays, tendrán la opción de incorporar frecuencias por encima de los tres GHz, y ampliar su portfolio un 40% a un coste muy bajo. “Prevemos que el alto volumen de espectro en estas bandas limitará la intensidad de las ofertas en las subastas”, señala el banco de inversión.

En este sentido, sus previsiones apuntan a un mayor gasto en espectro en Europa durante los próximos dos años de grupos como Vodafone, KPN, Telecom Italia y Telefónica. De igual forma, la mayor presión competitiva tendrá lugar en la citada subasta de Reino Unido dada la presencia de cuatro grandes operadores.

En los mercados emergentes, el mayor riesgo entre las operadoras europeas será para Telenor en Tailandia, para Telefónica en Latinoamérica y para Vodafone en Sudáfrica.

El espectro móvil es considerado por estos analistas como la sangre de los operadores. La compra de las nuevas frecuencias les va a permitir aumentar su capacidad así como ejecutar su estrategia de aumentos de precios a cambio de más datos.

Inversión de 1.535 millones en España

Por países, en España no es probable que haya grandes sorpresas. Actualmente, Telefónica posee cerca de un 31% del total del espectro móvil, por un 29% cada uno de Vodafone y Orange. MásMóvil tiene cerca de un 12%. En principio, las primeras subastas tendrán lugar en 2018, mientras que la licitación de la banda de 700 MHz tendría lugar en 2019. Los analistas de Barclays prevén una inversión de 285 millones de euros en las frecuencias de 3,4 y 3,6 GHz, y de 1.250 millones para la banda de 700 MHz.

En Italia, el Gobierno prevé captar cerca de 2.500 millones de euros entre las licitaciones de 700 MHz y 3,4 GHz, mientras que en Alemania, las subastas de 2.100 MHz y 3,4 GHz podrían superar los 2.000 millones.

Normas
Entra en EL PAÍS