El buzón europeo para que las pymes reclamen la eliminación de burocracia

Sólo en 2016 se simplificaron 40 normativas y reglamentos legales relacionados con sistemas de contratación o tratamiento de residuos.

pymes trabajo

La Comisión Europea tiene en marcha desde 2012 el programa REFIT, que busca adaptar las normas legales aplicables a todos los países de la Unión Europea a las necesidades reales de los ciudadanos. El programa está abierto a la participación ciudadana a través de un portal de sugerencias vía web, en este link, en el que puedes solicitar los cambios y actualizaciones legislativas que crees conveniente.

Sólo durante 2016 REFIT sumó 40 modificaciones burocráticas a partir de propuestas. La mayoría tenían que ver con demandas para agilizar la burocracia a la que se enfrentan diariamente las pymes en la unión, que suponen el 99% de las empresas existentes en los 28.

Pero, ¿cómo se hace para que las normas sean más simples? Inscribirte en el link anteriormente citado es un registro sencillo y gratuito. A partir del alta, puedes reclamar cambios a las leyes vigentes que tengan que ver, por ejemplo, con la codificación de una norma para que se aúnen todos los artículos que la componen y se igualen en todos territorios que se ven afectados por su aplicación; derogación de leyes obsoletas por antigüedad u otra circunstancia; o sustitución de disposiciones vinculantes por otras alternativas más ligeras: por ejemplo, acuerdos voluntarios (autorregulación, corregulación). Una virtud añadida de esta herramienta es que puedes reclamar cambios en todos los ámbitos legales; es decir, desde normativa local a europea; obteniendo siempre un compromiso de estudio, respuesta y seguimiento de la reclamación por parte de un comité de expertos.

Reclamaciones aprobadas

¿Funciona realmente el REFIT? Sí, y prueba de ello son las 83 iniciativas legislativas propuestas, que se han traducido en 17 trámites menos estrictos para las pymes además de 32 adoptadas y 20 aplicadas en países de la UE desde la creación de este programa hace ahora seis años. En concreto, gracias a la participación de los ciudadanos han salido adelante nuevas normas para simplificar la tributación del IVA entre las pymes; cambios en el sistema de informes financieros, se ha simplificado para 5 millones de microempresas, lo que supone un ahorro anual estimado de 6.300 millones de euros. En materia medioambiental, se ha rebajado en un 95% las tasas de registro en virtud de la legislación sobre productos químicos REACH para pymes. La implantación de nuevos formatos de contratación electrónica, una de las reclamaciones más abultadas en el REFIT, ha sido otra de las acciones que han salido adelante gracias a esta herramienta de comunicación. Una cuestión importante más: se ha conseguido rebajar hasta un 20% en los costes que supone para una empresa ampliar la plantilla.

Para seguir avanzando en la simplificación burocrática, desde el propio portal del programa animan a empresarios y ciudadanía en general a aportar ideas formulando cuestiones como ¿qué aspectos le parecen fastidiosos o engorrosos? o ¿qué cree que puede mejorarse?

Normas