El juez y la Mesa del Parlament tendrán la llave de la investidura

El órgano decide cuándo puede votar un diputado ausente

Los apoyos de los parlamentarios presos o en el extranjero serán fundamentales

21D
Carles Puigdemont, candidato de Junts per Catalunya.

El tono de excepcionalidad de las elecciones catalanas del 21D promete extenderse a la investidura del nuevo presidente de la Generalitat. La huida a Bruselas para evitar la acción de la justicia española por parte de Carles Puigdemont, el candidato que previsiblemente más apoyos podría reunir dada la mayoría absoluta de escaños lograda por las fuerzas independentistas, junto a cuatro exconsellers, o la prisión preventiva decretada para el líder de ERC, Oriol Junqueras, y otros candidatos, complica una investidura en la que cada voto será clave. Un escenario en el que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena y la nueva Mesa que se conforme en el Parlament tendrán un papel decisivo.

Los políticos citados no tendrán problema para convertirse en diputados de la nueva legislatura, pues el Reglamento del Parlament no exige su presencia física para recoger el acta. Según el artículo 23 de la norma, los diputados electos obtendrán la consideración de parlamentarios tras presentar ante el registro de la Cámara la credencial expedida por la junta electoral, acompañada de un juramento por escrito en el que prometan, o juren, respetar la Constitución española y el Estatuto de Autonomía, así como una declaración de actividades y bienes. Sin embargo, toda esta documentación puede presentarla por ellos otro diputado. De hecho, fuentes del Parlament aclaran que es usual que el secretario de cada partido gestione el acta de todos los diputados de su grupo para agilizar la gestión.

Convertidos en parlamentarios de pleno derecho, sin embargo, surge la duda de si los diputados que no acudan físicamente al Parlament podrán participar en la votación de investidura del nuevo president. En el caso de los presos, deberán obtener un permiso penitenciario por parte del juez Llarena, que previsiblemente se lo conceda. De momento les mantiene en la cárcel por riesgo de reincidencia en la causa abierta por sedición y malversación de fondos públicos en el procés aunque el 4 de enero revisará la situación de Junqueras.

En el caso de los diputados en el extranjero, el artículo 93 del Reglamento del Parlament establece que solo se podrá delegar el voto en caso de baja de maternidad o paternidad, hospitalización, padecimiento de una enfermedad grave o incapacidad prolongada. Sin embargo, la Mesa tiene la última palabra ante las peticiones de delegación y voto telemático que reciba.

Así, podría ser que sus primeras decisiones sean objeto de tanta controversia como las últimas del órgano presidido por Carme Forcadell. Más allá de si puede votar, está por ver que Puigdemont pueda presentarse como candidato sin ir a la Cámara, donde debe presentar su programa de gobierno. Pero Puigdemont será detenido si vuelve a España, así que si lo hace la decisión estará en manos del juez.

28 investigados

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena sumó este viernes seis nuevos investigados (incluyendo al expresidente de la Generalitat Artur Mas, la número dos de ERC, Marta Rovira o la dirigente de la CUP Ana Gabriel) en la causa por el procés que ya estaba abierta sobre 14 exmiembros del Govern de Carles Puigdemont, seis integrantes de la Mesa del Parlament y los responsables de ANC y Omnium Cultural. En total, son ya 28 los encausados por la investigación abierta sobre el pulso independentista.

Normas